Pedro Fontana. Presidente de la comisión ejecutiva de Áreas

"Áreas estudiará entrar en China y Brasil en 2015"

Ve 2011 con optimismo gracias al tirón de EE UU, que ya es el segundo mercado del gestor de tiendas aeroportuarias.

"Áreas estudiará entrar en China y Brasil en 2015"
"Áreas estudiará entrar en China y Brasil en 2015"

Soy un optimista por naturaleza", reconocía ayer el presidente ejecutivo de Áreas, Pedro Fontana, al hacer balance de 2010 y adelantar las previsiones de 2011. "Aunque es cierto que en diciembre creía que habíamos tocado suelo y no lo habíamos hecho", asume el responsable del gestor de tiendas aeroportuarias y de restauración.

Pero su optimismo no se basa en España, sino en que la recuperación a nivel internacional arrastre a la península Ibérica, más aún tras la intervención de Portugal por parte de la UE, ya que la compañía genera en el país luso un volumen de ingresos de 30 millones de euros. Áreas cerró el pasado año manteniendo estables sus ventas, con un ligero crecimiento del 0,6%, hasta 624 millones de euros gracias, sobre todo, a su implantación en EE UU, su segundo país por volumen de ingresos con 91 millones.

Y si mira hacia el futuro, la privatización de AENA se presenta como el principal reto de cara a 2011. "Realmente no estamos pensando en la privatización, porque no es nuestro negocio, no nos vemos gestionando aeropuertos", asegura Fontana. "Si me dices si en algún momento podría apoyar o aconsejar, pues a lo mejor podría, pero creo que también podría existir un conflicto de intereses porque yo quiero libertad para trabajar con cualquier gestor aeroportuario", matiza. "Además, tendríamos que replantearnos todo el negocio, tal y como lo hemos entendido hasta ahora", recalca. "Nos entendemos muy bien con todos los operadores, tanto públicos como privados". De hecho, el grupo ya trabaja en diferentes concesiones, por ejemplo en autopistas, con firmas españolas como Abertis y Ferrovial.

A finales del ejercicio 2010 (concluido el 30 de septiembre), Áreas gestionaba 1.260 establecimientos en nueve países. De ellos, 439 son establecimientos en autopistas, 339 en ferrocarriles y hoteles y 483 en aeropuertos. De hecho, esta última actividad es y seguirá siendo la que más ingresos genere, cerca del 50%.

A largo plazo, su objetivo es generar la mitad de sus ingresos fuera de España. Pero para ello es fundamental desembarcar en nuevos mercados. "Es cierto que miro a Brasil y China, pero a largo plazo, no antes de 2015", reconoce Fontana. "Tenemos mucho trabajo que hacer en EE UU y China requiere un planteamiento muy serio, pero es cierto que no podemos descartarlo", asume.

En cuanto a EE UU, Áreas persigue su desembarco, vía concursos, en aeropuertos con un tráfico aéreo de más de 10 millones de personas. "Pero si se nos presenta la oportunidad de comprar una empresa que ya opera 10 aeropuertos de un millón de personas nos plantearíamos la operación, porque entonces sí serían aeropuertos atractivos", reconoce Fontana. "Tenemos fondos suficientes para ello, mientras nos centramos en los concursos", recalca.

Los inesperados efectos de la ley del tabaco

Ley del tabaco. Áreas no esperaba que la ley del tabaco fuera a tener graves consecuencias en su negocio de restauración en autopistas y autovías. Pero así ha sido. "Nos hemos tenido que adaptar y crear terrazas en nuestros establecimientos, porque si la gente está menos tiempo es obvio que consume menos", reconoce Fontana. A pesar de la ley del tabaco, el presidente de Áreas confía en que la restauración en carretera empiece a dar señales de mejora. "Creo que ya ha tocado fondo", augura.

l Restauración de marca. En cuanto a los locales de restauración en aeropuertos, Áreas ha decidido cambiar el paso y desarrollar locales bajo la marca de fabricantes de renombre, como Danone o Mahou. "Tenemos que combinar marcas propias con aquellas que reclaman los clientes, porque confían en ellas", asegura. Por ejemplo, para los clientes ingleses ha lanzado la enseña de cervecerías Carling.

Duplica su inversión hasta 70 millones

Este año, el grupo controlado por la familia Cuatrecasas y el operador aeroportuario francés Elior tiene previsto duplicar sus inversiones y alcanzar los 70 millones de euros. De ellos, alrededor de 22 millones se destinarán a España. En concreto, al recién inaugurado aeropuerto de Alicante. De hecho, Áreas solo tiene en mente dos concursos del gestor aeroportuario AENA que aún no están en marcha: Valencia y Tenerife. El presidente de su comisión ejecutiva, Pedro Fontana, asume que España podría haber tocado techo en cuanto al número de aeropuertos regionales. "Pero el problema no es el número, es que estos aeropuertos deben ser rentables, nosotros ya estamos en 19 aeropuertos y es en ellos donde nos vamos a centrar", apunta.

Al margen de España, el principal foco de inversión de Áreas es Estados Unidos. Sobre todo la autopista Turnpike en Florida, que une las ciudades de Orlando y Miami. En ella, la empresa española tiene previsto abrir tres nuevos establecimientos de restauración y remodelar otros cuatro. Para ello, será necesaria una inversión de 140 millones de euros que será asumida a partes iguales por Áreas y el Estado de Florida.

Pese a la relevancia del negocio estadounidense -que este año aportará 120 millones de euros y alrededor de 200 en 2015-, Áreas no prevé nuevos concursos en autopistas norteamericanas. Solo en Maryland, donde podría abrirse un concurso a dos años vista. Sin embargo, la peculiaridad de EE UU les hace ser optimistas. "A veces hacen concursos por sorpresa", matiza.