Consecuencia de la subida de tipos

Si llegasen al 2%, la hipoteca media se encarecería 48 euros al mes

Los hipotecados son los grandes perjudicados. Las subidas del euríbor, que adelanta los movimientos al alza en los tipos, encarecen las hipotecas.

En España, la mayoría de los préstamos hipotecarios están referenciados a este índice que, según algunos expertos, podría terminar el ejercicio en el entorno del 2,5%, lo que elevaría la factura financiera a las familias en 6.000 millones de euros en un año. Otros pronósticos apuntan a que si el tipo oficial se sitúa entre el 1,75% y el 2% a finales del ejercicio, el euríbor podría sufrir un incremento de la misma cuantía (de entre 75 y 100 puntos básicos).

Según los cálculos efectuados por la Asociación Hipotecaria Española (AHE), si el euríbor llegara al 2,67% o al 2,92% (con incrementos del 0,75% y el 1% sobre los registros de marzo), el incremento para una hipoteca de 100.000 euros con un plazo de amortización de 24 años pasaría a 470 y 481 euros al mes, frente a los 433 con los tipos de interés al nivel actual. Todo un reto para la mayor parte de hogares, fuertemente endeudados y con malas perspectivas sobre el comportamiento de salarios y empleo. Los analistas creen que es el peor escenario posible, pero no es descartable, ya que algo parecido ocurrió a partir de finales de 2005 cuando comenzó a subir el precio del dinero. Unos intereses más altos influyen negativamente en el consumo. Las familias ven reducida su renta disponible al tener que destinar más dinero al pago de sus deudas, lo que desincentiva la compra de otros bienes o servicios. Y también se encarecen los créditos nuevos para la compra de vivienda.