El selectivo sube más de un 1%

La banca portuguesa se dispara tras la petición de rescate

La petición de rescate de Portugal calma el mercado financiero en Lisboa. Tras muchos días de tensión y pérdidas, las acciones han empezado la sesión en alza, en especial los títulos del sector financiero. La recuperación, sin embargo, no debe ser entendida como un cambio de tendencia sino como un alivio de los inversores. Así, el PSI 20, el principal índice lisboeta, registra un alza de un 1,63%, hasta los 7.944,50 puntos.

Según el operador de Fincor Sociedade Corretora en Lisboa, Francisco Oliveira, el humor de los inversores ha cambiado tras la noticia anunciada ayer después del cierre del mercado. "Es un claro movimiento de corrección. Ahora, los inversores pueden respirar. Pero, como la ayuda no llegará hoy o mañana, me parece que no habrá fuerza para que la subida siga en los próximos días y semanas".

Las acciones de la banca portuguesa reaccionan positivamente a la petición de rescate y el sector registra un alza de un 5%. Entre las acciones, BPI, Banco Espírito Santo y Millennium BCP presentan las mayores altas. "En las últimas semanas, la banca se vio perjudicada por la expectativa de empeoramiento y la tensión sobre cuando sería anunciado el rescate. Además, los bancos portugueses tienen sobreexposición a la deuda lusa", ha explicado Oliveira.

En el parqué luso, los analistas recalcan que la situación del mercado griego e irlandés ha empeorado después de la petición de rescate. En Lisboa, la percepción es que Portugal no está libre de nuevas tormentas en las próximas semanas o, quizá, meses hasta que la ayuda llegue y el nuevo Gobierno anuncie todas las medidas para reducir el gasto público.

Cuando la ayuda finalmente llegue y el Gobierno anuncie medidas de control de los gastos, las acciones deberán reaccionar otra vez. En algunos sectores - como de la construcción -Lisboa tendrá que controlar el déficit público como condición para la ayuda. Para lograr este objetivo, será necesario cortar inversiones y reducir gastos.