Consorcio de empresas españolas

Eulen, Montealto y Exeteco gestionarán en Perú la primera prisión privada

El consorcio de empresas españolas formado por Eulen, Montealto y Exeteco se han adjudicado la construcción y la gestión del primer centro penitenciario privado de Perú. El proyecto, sacado a concurso por la Agencia de Promoción de la Inversión Privada por encargo del Ministerio de Justicia peruano, supondrá una inversión de 54 millones en su edificación. A este capítulo se sumarán otros 8 millones de euros anuales para su operación y mantenimiento durante 25 años.

La nueva prisión tendrá una capacidad para albergar un total de 1.536 reclusos no reincidentes y contará con talleres ocupacionales y productivos que, gestionados por el consorcio español, tienen como objetivo dar trabajo hasta un 60% de los presos. Está previsto que el centro penitenciario este operativo en el plazo de 18 meses, según aseguran las firmas adjudicatarias.