Servicios VIP desde 2.450 euros

Cómo ver la fórmula 1 junto a Jennifer López

La formula 1 ofrece posibilidades para ver las carreras como si fuera una celebridad. Para lograrlo solo hay un secreto, tener suficiente dinero. Desde 2.450 euros.

La formula 1 ofrece posibilidades para ver las carreras como si fuera una celebridad.
La formula 1 ofrece posibilidades para ver las carreras como si fuera una celebridad.

¿Le gustaría ir a un gran premio de fórmula 1 como si fuera una celebridad? Es decir, tener cerca a Fernando Alonso, Lewis Hamilton o Sebastian Vettel nada más terminar la tanda de clasificaciones. O contar con parking VIP, un acceso exclusivo sin tener que hacer colas, ver la recta de meta desde un palco privilegiado, tener monitores con todos los tiempos e imagenes, pasearse por el pit lane, beber champagne en copas de cristal, comer todo tipo de canapés -e, incluso, la comida de algún cocinero de tres estrellas Michelin- o relacionarse con lo más granado del empresariado internacional, como el magnate mexicano de las telecomunicaciones, Carlos Slim. O alternar con Jennifer López... y su marido, Marc Anthony (si te lo permiten sus guardaespaldas). O con Jude Law. O con algún que otro deportista famoso.

Para ello, tiene dos posibilidades: la primera, que una empresa o una escudería le invite a uno de sus exclusivos pit box. Si tiene buenos contactos, quizás tenga acceso a las inmediaciones de un hospitality de una escudería. Algo difícil, así que mejor miremos la segunda posibilidad. Y esta no es original: pagar.

La f-1 pone a disposición de sus seguidores más pudientes un exclusivo servicio llamado Formula One Paddock Club. Este es un servicio que se creó en 1984 y que en la actualidad gestiona Allsport Management, una filial del dueño de la f-1, el fondo de capital riesgo CVC Capital Partners. Esta empresa se dedica también a comercializar los paquetes publicitarios en los circuitos. La f-1 proporcionó a CVC unos ingresos de 782,6 millones de euros en 2009, los últimos datos disponibles.

Vale, al grano. ¿Cuánto le costaría a uno codearse con futbolistas famosos o poder conocer a Pedro Martínez de la Rosa? Pues menos que hace unos años gracias a la crisis. Y depende del circuito. Los más caros, con diferencia, son los de Singapur y Mónaco. En ellos, el lujo y el glamour elevan la tarifa hasta 4.846 y 4.490 euros por un pase para la clasificación del sábado y la carrera del domingo. Aún está a tiempo: estas carreras se correrán el 25 de septiembre y el 29 de mayo, respectivamente. En un segundo nivel se encuentran grandes premios como el de Brasil (el último de la temporada), el de Canadá (el único que se corre en territorio norteamericano), Abu Dabi (en el que Alonso perdió el título el año pasado), Hungría (uno de los circuitos más valorados por los pilotos) o el recién disputado de Australia. El Paddock Club en estas instalaciones cuesta entre los 3.700 euros de un pase de tres días en el circuito de Montreal, los 3.509 euros del de São Paulo y el de Yas Marina (Abu Dabi).

Si no quiere desplazarse demasiado lejos, tiene suerte, los circuitos españoles se encuentran en la parte baja del ránking. Por una plaza VIP en el de Montmeló (Barcelona) o en el de Valencia hay que pagar 2.044 euros por el abono de dos días, y 2.341 euros por el de viernes, sábado y domingo. ¿Su presupuesto es aún más ajustado? El Paddock Club de Turquía es el más barato: cuesta 1.733 euros por dos días y 1.981 por tres.

La lista de precios ofrece sorpresas: así, el Paddock Club de la carrera en India cuesta ligeramente más que el de uno de los grandes premios más añejos, como es el de Monza. El italiano cuesta entre 2.080 y 2.370 euros (este gran premio lo ganó Alonso el año pasado). El abobo VIP del evento indio, debutante esta temporada, cuesta entre 2.971 y 3.250 euros.

Fuentes del mercado aseguraron que la contratación de estos pases VIP se había contraído tanto en la última temporada como en la presente, lo que pone un poco más de presión sobre la rentabilidad de los circuitos. Algunos, como el de Valencia, son deficitarios, lo que ha obligado a la Generalitat a asumir el coste del canon.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En