Ojo con las promociones: lo importante es el precio final

Tres reglas clave antes de contratar un ADSL

Elegir un operador de banda ancha u otro supone ahorros de más de 100 euros al año. ¿La más barata? Yacom.

Las operadoras españolas de banda ancha han decidido competir unas con otras a base de promociones. El precio final no se cambia, pero la guerra de descuentos durante los tres, seis o doce primeros meses no tiene cuartel.

Esta lucha, sin embargo, puede llevar a pensar que una compañía es más barata que otra cuando no es así. Antes de contratar una oferta de ADSL o de banda ancha con tarifa plana de llamadas (el paquete más vendido) es importante sacar la calculadora y ver cuál será el precio durante todo el plazo que se quiera estar con una compañía en concreto.

Para ello hay que tener en cuenta tres elementos importantes. El primero es la cuota después de la promoción.El segundo, el periodo de permanencia, porque algunos operadores obligan a los clientes a contratar durante doce meses, cuando los descuentos que usan de gancho son inferiores a ese tiempo. El tercero es la cantidad de elementos que suman en la factura, porque las operadoras publicitan la cuota del ADSL, pero luego hay que incluir, como mínimo, el precio mensual de la línea de teléfono, que supone unos 170 euros al año.

Ahorro de más de 100 euros

Con estos parámetros, optar por un operador u otro puede suponer un ahorro de más de 100 euros el primer año, en una progresión que va subiendo y que llega a diferencias de más de 350 euros si se contabilizan 24 meses de permanencia.

Entre las seis principales operadoras españolas, la más barata es, sin excepciones y en todos los casos,Yacom. La filial de Orange se situó hace años como la principal low cost del sector de banda ancha y ahí se ha quedado.

Yacom solo tiene una velocidad de ADSL, 10 megas, a la que suma tarifa plana de llamadas de telefonía fija y línea de teléfono propia. El precio mensual es de 19,95 euros, pero los seis primeros se reduce a 9,95 euros. En todos los casos hay que añadir los 14 euros al mes de la línea.

En total, el cliente pagará con Yacom 347 euros el primer año por su conexión de banda ancha y llamadas, 551 euros en los primeros 18 meses y 755 euros en dos años.

¿Mucho o poco? Depende de con qué se compare. En otros países de Europa, según los informes que hace cada seis meses la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), las tarifas del ADSL son mucho más baratas que en España, así que la respuesta sería mucho. Pero si se compara con el resto de operadoras españolas y solo se tiene en cuenta el precio, Yacom es la más barata.

Eso sí, sus precios están muy cerca de los de Orange, su matriz, que solo cuesta unos euros más.

Las telecos más caras

Al otro lado de la banda de precios se sitúa Telefónica, que opera con la marca Movistar. Es la más cara de las grandes y eso que acaba de rebajar el precio de su promoción. El producto es el ADSL de 10 megas más tarifa plana de llamadas y tiene un doble descuento. Los primeros tres meses, el cliente paga la mitad del precio en promoción, que se queda en 13,45 euros mensuales. El resto hasta llegar a un año cuesta 26,90 euros al mes.

Con este movimiento, Movistar ha conseguido reducir algo sus tarifas y acercarse a la segunda operadora más cara, Ono. Pero acercarse no significa superar, así que el exmonopolio sigue teniendo los precios más altos, con una cuota tras la promoción de 40,90 euros mensuales a los que hay que sumar el precio de la línea, 13,97 euros. En doce meses, el coste de su oferta asciende a 450 euros, 103 euros más que Yacom. En 18 meses sube a 779 euros y en dos años supera los 1.100 euros.

Junto a Movistar, la segunda operadora más cara es Ono, con su producto de cable de 12 megas de velocidad y llamadas. Su promoción también es larga, como la de Telefónica, pero incluso con el descuento se queda en 19,90 euros al mes, más que sus competidoras. Al sumarle la cuota de la línea, el primer año cuesta 407 euros, 60 euros más que con Yacom. Y la diferencia se agranda cuando el plazo es mayor, ya que la cuota normal de la banda ancha de Ono sin descuento (35,90 euros) es más alta que la del resto. Por eso, a 18 meses el desembolso asciende a 706 euros y a más de 1.000 a dos años vista.

Vodafone y Jazztel, en la mitad

En la parte media de la tabla de precios están Vodafone y Jazztel. La primera tiene una cuota muy agresiva los primeros seis meses, cuando solo se pagan 4,9 euros mensuales. Después, la cuota de su ADSL máxima velocidad con llamadas (en su caso, limitadas a 3.000 minutos al mes), se queda en 24,90 euros, con 15 euros mensuales de pago por la línea. El coste a un año es de 359 euros, de 598 euros a los 18 meses y de 838 a los dos años.

Jazztel opta por un primer mes gratis y una promoción larga de 19,95 euros mensuales hasta junio de 2012. De hecho, es la única operadora que tiene descuentos que duran más de un año. Pasado ese tiempo, el precio de sus 20 megas más llamadas es de 29,95 euros al mes, con una cuota de la línea de 13,95 euros. Con estas tarifas, el primer año cuesta 387 euros, al año y medio sube a 615 euros y a 879 euros en dos años.

Vigilar la permanencia

Lo que está claro es que el mejor momento de todos los operadores es la promoción, así que el precio más ajustado se conseguirá si se va saltando de compañía según se termina el descuento. Eso sí, para seguir esta práctica hay que tener en cuenta los periodos de permanencia. Jazztel fue pionera en eliminarlos y ha sido secundada por Ono. El resto, exige a los clientes doce meses de permanencia. Si uno se va antes, tiene penalización económica.

Eso significa que firmar con Vodafone por sus agresivos descuentos de los seis primeros meses exige estar otros seis más a precio normal. Lo mismo para Movistar y sus tres primeros meses a precio muy reducido. Las promociones de Orange y Yacom también son inferiores a un año, aunque estas compañías exigen 12 meses de permanencia.

No todas las operadoras tienen la misma calidad

El último factor a tener en cuenta antes de contratar un ADSL es la calidad. El Ministerio de Industria da datos puntuales sobre el número de reclamaciones que tiene cada operador y las que más quejas acumulan son Yacom, Orange y Vodafone, por ese orden. La menos reclamada es Movistar, seguida de Ono y de Jazztel, según los datos de 2010.

Un dato importante es que la calidad de todas ellas mejora cada año que pasa, ya que las seis han reducido su tasa de reclamaciones. Aun así, Yacom tiene casi 14 denuncias al Ministerio de Industria por cada 10.000 abonados. Telefónica tiene 1,57.