En busca de su complementariedad geográfica

Deutsche Telekom y France Télécom, cada vez más amigas

Aceleran su estrategia para compartir redes y reducir costes

El eje franco-alemán de las telecomunicaciones está cada vez más unido. Y es que la relación entre France Télécom y Deutsche Telekom se está haciendo más profunda con el tiempo. El primer gran acuerdo vino en 2010, cuando ambas decidieron integrar sus actividades de móviles en Reino Unido con la creación de Everything Everywhere. Un movimiento con el que aspiraban a ahorrar 4.000 millones de euros.

A final de 2010, firmaron otro acuerdo para construir una red de móviles en Polonia. Y ahora están analizando la posibilidad de compartir infraestructuras en Austria, Rumanía y Eslovaquia, donde ambas tienen operaciones. El objetivo pasa por lograr ahorros de varios cientos de millones de euros mediante la reducción de las inversiones en nuevos equipos de redes.

Dentro de este escenario, parece que ambas empresas están buscando su complementariedad geográfica. En Eslovaquia, Deutsche Telekom controla Slovak Telecom mientras que France Télécom lidera Orange Slovensko. A su vez, los franceses son propietarios de Orange Austria y los alemanes de T-Mobile Austria, y en Polonia, ambos grupos son actores de relevancia a través de PTC Polska Telefonia Cyfrowa, controlada por el grupo germano, y de Telekomunikacja Polska, propiedad de la operadora gala.

ORANGE 14,66 0,24%
DEUTSCHE TELEKOM AG 15,13 1,34%

Más alianzas

La cuestión que se plantea es si estos dos socios pueden repetir en estos países el mismo tipo de acuerdo que el alcanzado en Reino Unido. Es decir, si las alianzas se van a limitar a compartir redes (tendencia que se puede acelerar por la progresiva implantación del LTE) o si, por el contrario, van a buscar la integración de sus respectivas filiales en países donde tengan operaciones.

Lo que por ahora parece más lejano es una fusión. Entre otras causas, según recuerdan fuentes del sector, por la presencia pública en el capital de ambas y el deseo de los gobiernos de seguir manteniendo el control sobre compañías que son consideradas estratégicas. Actualmente, el Estado germano posee cerca del 32% de Deutsche Telekom mientras que el Estado francés es dueño de un 27% de France Télécom.

De todas maneras, si en EE UU la tendencia hacia la consolidación en el sector se ha acelerado con la compra de T-Mobile USA por parte de AT&T, no sería descartable que en Europa se entrara en un proceso similar. Los movimientos vendrían motivados por la presión sobre los resultados que sufren las empresas por el endurecimiento de la competencia. Así, France Télécom vio cómo sus ingresos bajaban un 1,4% en 2010, mientras que Deutsche Telekom registró un aumento del 0,4%.

Dentro de sus acuerdos, France Télécom y Deutsche Telekom también se han fijado en los nuevos negocios vinculados al desarrollo tecnológico. En este sentido, a mediados del mes de febrero, los dos gigantes de las telecomunicaciones anunciaron un acuerdo por el que se comprometían a explorar áreas potenciales de colaboración en diversos campos tecnológicos, entre los que figuraban la mejora de la experiencia de los usuarios de wifi en roaming, la estandarización de equipos, estándares en el segmento de conexiones entre máquinas (machine to machine o M2M), la cooperación en servicios tecnológicos para la sanidad, el desarrollo de tecnologías para el segmento de la automoción, además de las políticas para compartir redes en el mundo de la telefonía móvil.