Concede las medidas cautelares

Los tribunales mantienen la jornada liguera

El Juzgado de Primera Instancia Número 63 de Madrid ha aceptado la medida cautelar requerida por los seis clubes que solicitaban suspender la eficacia del acuerdo adoptado por la Asamblea General Extraordinaria de la LFP para no celebrar la jornada del 3 de abril

De esta forma, el Juzgado "decide que debe permanecer inalterado el calendario oficial de la Liga en Primera y Segunda Divisiones para la próxima Jornada", según ha confirmado el Tribunal.

La LFP convocó a mediados de febrero un paro liguero en la jornada de Liga del 2 y el 3 de abril. La medida de presión, aprobada por su Asamblea General Extraordinaria, buscaba suprimir la obligatoriedad de emitir un partido en abierto y gratis para el espectador, vigente desde 1997, cuando se aprobó la polémica ley del fútbol. También quieren impedir que los resúmenes de los partidos ligueros se emitan gratis, salvo los 90 segundos de los telediarios y un mayor porcentaje en el reparto de los beneficios de las apuestas. Las tres modificaciones entrarían en vigor en la temporada 2012-2013, según la postura de la LFP.

Seis disidentes (Athletic, Espanyol, Real Sociedad, Sevilla, Villarreal y Zaragoza) presentaron la semana pasado una demanda pidiendo medidas cautelares urgentes para impedir el parón . El G-6 entendía la medida desproporcionada y contraproducente para sus intereses.

"Entiende esta juzgadora que lo que acarrearía numerosos perjuicios sobre todo a terceros ajenos al presente proceso, sería la desestimación de la medida solicitada y la consiguiente suspensión y alteración del calendario oficial de la Liga establecido desde junio de 2010", indica el auto judicial.

La juez justificó la adopción de la medida cautelar ya que con ella no se cambia una situación jurídica estable, concreta y pacífica, aceptada por todos como es la existencia de un calendario oficial aprobado el 19 de julio de 2010 por el presidente de la Federación Española de Fútbol, "no siendo un hecho controvertido".

"Se pretende ahora que dicha situación sea bruscamente alterada por el acuerdo que adopta la Asamblea de la Liga" añade el texto en el que la magistrada afirma que "nuestra jurisprudencia exigiría la máxima cautela para acordar la desestimación de la medida (cautelar), pues las consecuencias de esa desestimación constituirían un cambio drástico y repentino que provocaría una alteración en calendario pacíficamente establecido".

La juez también justifica la adopción de la medida cautelar para "impedir un daño efectivo en el derecho protegido (Calendario Oficial de la Liga) y que ha generado unas expectativas de derechos implícitos por el cumplimiento propio de dicho calendario" ante el posible retraso de la resolución definitiva de la demanda.

La LFP aseguró esta mañana que "acata" la sentencia y que, por eso facilitó esta mañana los horarios de los partidos tras conocer el auto. La organización, eso sí, avisó de que "a pesar de las discrepancias internas que en el seno de la LFP han existido respecto a las medidas adoptadas en la Asamblea de 11 de febrero de este año, todos los clubs y sociedades anónimas que componen la Liga mantienen las reivindicaciones expresadas al Gobierno y al Consejo Superior de Deportes".

La patronal de clubes tenía previsto celebrar hoy una asamblea extraordinaria con carácter de urgencia tras la última entrevista mantenida ayer entre su presidente, José Luis Astiazarán, y el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, para reconsiderar su decisión siempre que el juzgado no admitiera la medida cautelar.