La tasa anual se sitúa en el 3,6%

La inflación española se mantiene en máximos desde octubre de 2008

La inflación sigue disparada en España. Aunque el indicador adelantado del IPC se mantuvo en marzo en el 3,6% interanual, la tasa sigue siendo la más elevada desde octubre de 2008 y supera con creces el objetivo del 2% fijado por el BCE.

La tasa anual de inflación española se ha situado en marzo en el 3,6%, según el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo (IPC), publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De este modo, el IPC interanual se sitúa por segundo mes consecutivo en máximos desde octubre de 2008.

La inflación española sigue disparada debido en este caso al aumento de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, frente a la caída de los precios de los viajes organizados. El mes anterior, la inflación escaló hasta el 3,6% desde el 3,3% de enero como consecuencia del al alza de los precios del petróleo por las revueltas en los países árabes.

El INE ha publicado también el indicador adelantado del IPC armonizado (IPCA), que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro, que alcanzó el 3,3% en marzo, una décima menos que en febrero.

Estadística recuerda que los indicadores adelantados sólo proporcionan información orientativa, de tal forma que no tienen por qué coincidir con los datos definitivos, que se publicarán el próximo 12 de abril.

La inflación en España se sitúa 1,6 puntos porcentuales por encima del techo marcado por el BCE, del 2%. Pero no es el único país que sobrepasa los límites recomendables. Ayer se conoció el IPC de Alemania, que se elevó en febrero un 0,5% en comparación con enero y situó la tasa interanual en el 2,1%.

Por su parte, la OCDE reveló que la inflación en el seno de la organización alcanzó en el segundo mes del año el 2,4%, lo que supone dos décimas más que el mes anterior y la tasa más alta desde octubre de 2008. La OCDE explica que este incremento de la inflación vino impulsado "una vez más" por la subida de los precios de la alimentación y la energía.

La zona euro dará a conocer mañana su dato de inflación de febrero. El mes anterior, subió una décima, hasta el 2,4%. Este escenario de inflación en la eurozona llevará al BCE a subir previsiblemente los tipos de interés el próximo 7 de abril, tal y como ya descuenta el mercado. El presidente de la autoridad monetaria ha insistido en varias ocasiones en la necesidad de mantener una vigilancia sobre las presiones inflacionistas.