Negociación del régimen de clases pasivas

El Gobierno retira la propuesta de elevar a 67 años la edad de jubilación de los profesores

El Ejecutivo ha rectificado su propuesta de modificar el régimen de clases pasivas, que afecta sobre todo a las pensiones del colectivo de la Enseñanza, para "abrir un proceso de reelaboración" y de negociación con los sindicatos de la función pública.

Algo que, según los sindicatos, se debe a la "fuerte contestación y oposición" mostrada por las centrales sindicales durante las reuniones mantenidas la semana pasada con representantes de la Administración.

"Han pedido un periodo de reflexión para hablar de los tres compromisos contenidos en el acuerdo social y económico", aseguró ayer el responsable de Seguridad Social de CC OO, Carlos Bravo. Indicó también que el Gobierno aún no ha concretado una propuesta alternativa ni fechas para tratar estos asuntos, informa Efe.

La secretaría de Estado para la Función Pública suspendió el lunes la reunión que había convocado con CC OO, UGT y CSI-CSIF para tratar el anteproyecto de Ley de armonización del régimen de clases pasivas al régimen general. Dicha reforma, planteada a los sindicatos el pasado 11 de marzo, contemplaba la elevación de la edad de jubilación a los 67 años para cerca de 650.000 empleados de la Administración General del Estado (AGE).

Los representantes de los funcionarios se habían negado rotundamente a ello. Desde CC OO se reprochó que la intención del Ejecutivo fuese una adaptación "parcial y restrictiva" de la reforma de las pensiones. "Se opta por el ajuste de gastos y no por el aumento de este", considera Bravo. UGT, por su parte, había manifestado su disconformidad y rechazo a la propuesta del Gobierno, "planteando alternativas para una adecuación más solvente, razonable y equitativa de los distintos regímenes en el marco del Acuerdo Social y Económico del 2 de febrero".

Dicho acuerdo recogía el compromiso, además de la modificación de las clases pasivas, de desarrollar el Estatuto Básico del empleados público y evaluar los acuerdos pendientes, como el que regía el incremento salarial.