Ferias Ifema

Más de 140 galerías asistirán a Almoneda

La feria de antigüedades promocionará el coleccionismo

La primavera se avecina y con ella vuelve a Ifema una de las ferias de arte más animadas y multitudinarias. Ello sucede porque la próxima edición de Almoneda, la Feria de Antigüedades, Galerías de Arte y Coleccionismo, celebra habitualmente una jornada de puertas abiertas, durante la que cualquier persona puede acceder a la muestra de forma gratuita. Esta iniciativa, que se pone en marcha por cuarto año consecutivo, se enmarca dentro de la estrategia de Ifema de favorecer el coleccionismo de arte y antigüedades entre todos los públicos.

"Almoneda representa la primera etapa del coleccionismo", indico la directora de la muestra, Ana Larrañaga, debido a que "la compra incorpora un factor informal, no existen esas barreras que tienes que superar en otras ferias de arte, como tener un conocimiento buen fundamentado o estar al tanto de los precios". En este sentido, la responsable de la feria destaca que en ella conviven todo tipo de objetos de etapas y precios diferentes.

En dos semanas

Larrañaga subraya que la puesta en escena de feria destaca por su frescura y por su ambiente distendido. Indica que tiene un perfil muy formativo y que su principal objetivo es de crear afición por el coleccionismo. "El coleccionista se aficiona poco a poco, después va dando pasos hacia arriba y va consiguiendo más recursos para invertir", apostilla.

Almoneda, que tendrá lugar del 9 al 17 de abril, contará con una oferta de arte de antigüedades y arte antiguo, de más de 50 años, de 145 galerías de objetos antiguos, entre las que destacan nombres como Collado e Hijo, Bakelita y Antigüedades Rolle Sánchez. Según las estimaciones de Ifema, en la feria podrá comprarse hasta 25.000 objetos. Entre las piezas, destacan objetos de colección, de arqueología, joyas, relojes, cristal, muñecas, vestidos, mantones, alfombras, lámparas, arte tribal y libros, entre otros.

Respecto a los segmentos representados en la exposición, la directora de Almoneda explica que cada vez hay más anticuarios con objetos de colección, lo que muestra que este es uno de los segmentos con más potencial de crecimiento. Sin embargo, este grupo de expositores sigue ocupando un espacio menor en Almoneda, puesto que sus objetos tienen un tamaño muy reducido. "Existe mucha gente interesada en el coleccionismo, en el capricho de tener objetos que son especiales", indica Larrañaga.

Para la cita a que comienza dentro de dos semanas las expectativas de los organizadores son positivas. La feria ha conseguido mantener el número de galerías y de superficie de exposición respecto a la edición anterior. Por otra parte, el mercado internacional del arte registró el año pasado los primeros síntomas de recuperación y esta tendencia se ha confirmado en los primeros compases de 2011.

En 2010 recibió 23.000 visitantes

La muestra de antigüedades y coleccionismo de Ifema reunió en 2010 a 23.000 visitantes.

Sobre el perfil del visitante, la directora de Almoneda, Ana Larrañaga, asegura que los datos de Ifema muestran que el público de esta muestra es preferentemente femenino, aunque no existe mucha diferencia entre sexos. La media de edad de los visitantes se situó el año pasado entre los 35 y 50 años. Sin embargo, su público se rejuvenece con cada edición gracias a la creciente afición de los jóvenes por el coleccionismo y el arte.

"Cada vez hay gente más joven que se interesa por la feria y que compra arte por gusto o afición", explica Larrañaga. Esto último es, desde su punto de vista, muy importante, ya que la mejor razón para comprar un objeto de arte es el placer. "Nuestros datos reflejan que una parte importante de los visitantes alude al disfrute a la hora de explicar los motivos de compra, y descarta otros como inversión, colección o decoración", dice.