Según JPMorgan

España pasa a ser "periférico cercano"

Cuando España pensaba que había salido del vagón de los periféricos, JP Morgan ha decidido crear una nueva clasificación, la de los periféricos cercanos.

España está metida en un túnel del que no ve la luz. Cuando parecía que los mercados le sacaban del furgón de los denominados países periféricos en el que viajaba junto con Grecia, Irlanda y Portugal, JP Morgan decidido crear una nueva categoría. La economía nacional y la italiana han pasado a ser "periféricos cercanos", mientras que los tres alumnos más retrasados son "periféricos cercanos". Con uno u otro nombre, siempre instalados en el extrarradio de Europa.

Esta nueva denominación fue anunciada por el estratega jefe de mercados del banco de inversión, Jan Loeys, que en un informe detallaba que la deuda española e italiana iban a mejorar respecto a los luso y los helenos debido a la diferenciación que empiezan a hacer los operadores entre unos y otros. Una diferenciación que al parecer no termina de ser definitiva.

"Los acuerdos de la UE significativo alcanzado este mes no han sido suficientes para provocar la demanda de los inversores para los periféricos más conflictivos", han declarado los analistas. "Portugal se está moviendo cada vez más a un plan de rescate inevitable, y la perspectiva de nuevas recapitalizaciones bancarias aún planea en Irlanda", concluía el informe.