José Ramón Carabante. Empresario, propietario del equipo Hispania Racing de Fórmula 1

"Noto un cambio positivo en los posibles inversores"

En su segunda temporada, el equipo español no ha conseguido tampoco hacer entrenamientos previos al arranque del Mundial, pero su dueño es optimista

José Ramón Carabante. Empresario, propietario del equipo  Hispania Racing de Fórmula 1
José Ramón Carabante. Empresario, propietario del equipo Hispania Racing de Fórmula 1

El indio Narain Karthikeyan y el italiano Vitantonio Liuzzi son finalmente los dos pilotos al volante de los coches de la escudería española de Fórmula 1, Hispania Racing. Para su propietario, José Ramón Carabante, el objetivo es mejorar el penúltimo puesto de la pasada campaña.

¿Qué análisis hace de la temporada que comienza el domingo?

Tengo la impresión de que se llega sin que nadie tenga una visión clara del estado de los vehículos de la competencia, con todo más igualado. Los neumáticos nuevos, los Pirelli, van a influir muchísimo; puede que veamos hasta cuatro paradas para cambios. Al final, confío en que Fernando Alonso consiga la victoria. Entre coches igualados, se impondrá porque es el mejor piloto. Los Red Bull y Michael Schumacher, que ha mejorado su adaptación al Mercedes, estarán también ahí.

¿Y cuáles son sus expectativas para su propio equipo?

Al no probar el coche hasta este fin de semana en Australia, hay incógnitas. Pero tenemos esperanzas porque hemos hecho un gran esfuerzo para mejorar aún más su fiabilidad: ahora es totalmente diseño nuestro con componentes de proveedores, por ejemplo Williams, que nos suministra su probada caja de cambios y el sistema hidráulico. Además, iremos introduciendo mejoras a medida que se desarrolle la temporada. Ya en Barcelona -el 22 de mayo- confío en que mostremos nuevas cosas. Nuestro objetivo realista es luchar para superar a Lotus y Virgin, aunque por supuesto aspiramos a alguna sorpresa más.

Finalmente, ¿llegan sus pilotos, Liuzzi y Karthikeyan, aportando económicamente al equipo?

Todos los pilotos, en todos los equipos, llegan con alguna ayuda. Por los acuerdos de confidencialidad no puedo dar detalles, aunque es obvio que hay espónsores que sin ellos no vendrían. En todo caso, tomamos una decisión sosegada en la que pesó más su experiencia; por su parte, creo que ellos valoraron que se trata de un proyecto a largo plazo, con la intención de ir subiendo peldaños cada temporada. Ya consiguieron resultados en el pasado y las pruebas que hicimos con ellos fueron satisfactorias.

Hay firmas españolas importantes en la Fórmula 1, pero patrocinando a otros equipos, ninguna en el suyo. ¿Cómo valora ese desinterés?

El año pasado entramos en el Mundial de forma precipitada, con lo puesto. Adquirimos una fama negativa que en parte estaba justificada. Pero desde entonces hemos cumplido a rajatabla nuestros compromisos, mejoramos nuestra imagen, y empiezo a notar un cambio de actitud positivo cuando nos acercamos a posibles inversores.

Para usted, recién llegado, ¿cómo es el ambiente de la Fórmula 1?

El glamour es solo de puertas afuera: dentro hay sesiones de trabajo maratonianas de muchos profesionales. Aquí sale lo mejor y lo peor, como es de entender cuando por un resultado te estás jugando 10 millones de euros en ingresos de televisión. También hay zancadillas cuando se sabe de un patrocinador interesado. Demasiada tensión... Un día se lo comenté a Vijay Mallya, el dueño de Force India: si con el dineral que pones no te ríes con esto, algo falla.

¿Usted sí está disfrutando la experiencia?

La verdad es que sí, porque creo en el proyecto y veo cómo mi gente se vuelca en él, cómo el esfuerzo que hacen va a dar frutos. Además, he tenido el placer de conocer a gente excelente, como Stefano Domenicali, de Ferrari, que fue el único de la parrilla que se acercó a felicitarme cuando debutamos. O Pedro Martínez de la Rosa, o Luis García Abad...

Una sede para luchar por los puntos en tres años

Uno de los grandes objetivos que manifiesta Hispania Racing es el de contar con una sede estable en territorio español, en lugar de tener sus instalaciones desperdigadas en Gran Bretaña y Alemania, donde están la mayoría de las escuderías. El equipo de Carabante cuenta con un departamento específico dedicado a este proyecto y afirma tener conversaciones abiertas con varias posibles ubicaciones, aunque el propietario de la escudería dice que "necesitamos también la garantía de apoyo. No pedimos nada extraordinario, solo las compensaciones fiscales comunes a cualquier empresa que lleve a cabo una fuerte inversión en I+D". Su objetivo es el de estar asentados a finales del próximo año, para dar comienzo a una expansión que afirma que puede llevarles "a luchar por los puntos en tres o cuatro años. Con un presupuesto medio de 120 o 150 millones de euros, podemos estar en la mitad superior de la tabla. Necesitamos para ello que las empresas españolas comprendan qué supone contar con uno de los 13 equipos de Fórmula 1, la imagen que proyecta del país en el exterior".

Novedades de la temporada

BAHRæpermil;IN El campeonato debería haber dado comienzo hace 15 días en el circuito de Bahréin, aunque la inestabilidad política en el país hizo aconsejable aplazar el gran premio y se arranca este fin de semana en Australia.

MÁS LENTOS Como cada año, la reglamentación de la Fórmula 1 cambia: alerones traseros móviles, eliminación del doble difusor, extensión del KERS... En líneas generales, será más difícil que un equipo sorprenda con novedades técnicas, habrá más peso de las estrategias, y los coches serán por término medio más lentos que en la temporada anterior.

PIRELLI La marca italiana se ha convertido en la suministradora de neumáticos para los próximos tres años. En apenas seis meses, con Pedro Martínez de la Rosa como probador, han conseguido ruedas fiables, aunque distintas fuentes creen que serán necesarios por lo menos dos cambios en las primeras pruebas hasta que consigan un compuesto más firme.

REGLA DEL 107% Los equipos que superen en un 7% los tiempos del mejor clasificado no podrán disputar la prueba. Es una medida en contra de los equipos lentos, que llegaron a ser calificados el pasado año como chicanes móviles.

INDIA Ya tiene un equipo -Force India-, un piloto en Hispania y ahora un gran premio, que se celebrará en octubre.