Cultura

Conde Duque reabrirá en junio

Seis años han hecho falta para remozar el Cuartel de Conde Duque, pero la espera -y los 69,5 millones de euros- ha merecido la pena.

A falta de tres meses para que se produzca la reapertura de este espacio, el pasado viernes se celebró una suerte de preestreno que sirvió para dar cuenta de las amplísimas posibilidades que ofrecerá este espacio para las actividades artísticas y que está destinado a convertirse, junto al Matadero y Cibeles, en uno de los hubs artísticos de la capital.

Como proyecto arquitectónico, el nuevo Conde Duque destaca por haber integrado en un espacio histórico, y con el máximo respeto por la estructura y los materiales de origen, salas funcionales, con todas las comodidades y con tecnologías avanzadas. El ladrillo visto, los grandes ventanales, los espacios diáfanos y sus imponentes patios ofrecen una "imagen potente", según destacó la concejal de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, Alicia Moreno. Además, el proyecto ha permitido incrementar el espacio útil del centro de 48.500 a 58.700 metros cuadrados.

El nuevo Conde Duque, antiguo cuartel de la Guardia de Corps, contará con dos secciones bien diferenciadas. El ala norte se dedicará a las tareas de conservación e investigación. Albergará el Archivo de Villa, la Hemeroteca Municipal, la biblioteca Víctor Espinós y el Museo de Arte Contemporáneo.

Por otra parte, el ala sur será el lugar para "el arte, la música, la danza, la creación y el talento", como explicó el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, presente en el acto. En ella se ha instalado un auditorio, un teatro, dos salas de ensayo y el espacio Memoria de Madrid.