La reunión ha sido "extremadamente útil"

Zapatero: "La situación es mejor, pero no hay que bajar la guardia"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, asegura en la rueda de prensa posterior a la reunión mantenida con 41 grandes empresarios españoles y el presidente de la CEOE, Joan Rosell, que la situación económica es mejor de lo que era en noviembre, cuando se celebró el primer encuentro, pero que "no hay que bajar la guardia".

El líder del Ejecutivo ha asegurado que comparte plenamente con los responsables de las principales compañías españolas la necesidad de mantener el impulso reformador con nuevas medidas y cambios "de gran relevancia".

Según Zapatero, la mayoría de los presidentes de las grandes empresas nacionales han constatado la clara mejoría de los mercados de la financiación para España, con la relajación del coste de la deuda española en más de 100 puntos básicos desde la primera reunión en noviembre.

El presidente del Gobierno ha considerado asimismo que la reunión ha sido "extremadamente útil" en pro de la recuperación de la estabilidad económica y de los cambios que la economía española demanda, y emplazó a una nueva reunión dentro de tres meses.

Los representantes de las 41 empresas más importantes de España han ido llegando poco después de las 09:30 h. al Palacio de la Moncloa, en cuyos jardines han sido recibidos por los responsables del servicio de protocolo de la Presidencia del Gobierno, que les han acompañado hasta el salón de columnas donde se celebra la reunión.

Uno de los más madrugadores ha sido el presidente de ACS-Dragados, Florentino Pérez, también de los primeros en someterse a los flashes de los medios gráficos que han recogido la llegada.

Más tarde ha entrado el presidente de la CEOE acompañado de Isidro Fainé, presidente de La Caixa; César Alierta (Telefónica); Isidro Álvarez (El Corte Inglés); José Manuel Lara (Planeta), José Manuel Martínez (Mapfre); Pablo Isla (Inditex); Rodrigo Rato (Bankia) y Petra Mateos-Aparicio (Hispasat), entre otros.

Todos han saludado a los representantes de los medios gráficos y alguno, como el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, se han entretenido algo más y ha comentado a los fotógrafos y cámaras de televisión que se alegraba de volverles a ver y que hoy hacía menos frío que la última vez, el 27 de noviembre, cuando Zapatero les citó en La Moncloa para abordar las medidas contra crisis económica. Luis Fernando Rivero (Sacyr-Vallehermoso) ha sido uno de los últimos en llegar al Palacio de la Moncloa.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha llegado al Palacio a las 09:55 h., para incorporarse a una reunión en la que también participa, por parte del Ejecutivo, la vicepresidenta económica, Elena Salgado.

A la reunión de este sábado, Zapatero ha convocado a trece empresas más que en el encuentro del 27 de noviembre.

30.000 becas de formación para jóvenes

El Gobierno y las empresas aprobarán un programa para la puesta en marcha de 30.000 becas de formación destinadas a jóvenes desempleados de baja cualificación, según ha anunciado el presidente del Gobierno.

José Luis Rodríguez Zapatero se ha mostrado convencido de que la formación "conduce a la empleabilidad".

Por ello, ha pedido a los grandes empresarios, que se han mostrado receptivos, a que aprueben conjuntamente con el Gobierno 30.000 becas para jóvenes que necesitan cualificación, aunque en el programa podrán participar las entidades de menor tamaño a través de la CEOE.

Será el presidente de Telefónica, César Alierta, quien coordine un grupo de trabajo con el Ministerio de Economía y Hacienda para llevar a cabo "lo más rápidamente posible" ese programa de becas, que tendrían una duración de seis meses de prácticas en las empresas, compatibles con la formación teórica.

El presidente del Santander, Emilio Botín, presente en el encuentro, se ha comprometido a poner en marcha 2.000 becas en su grupo.

Zapatero ha dejado claro que la formación "no es ni una opción ni un pronóstico", sino que "es casi un axioma" porque es la que ofrece más oportunidades y garantías para poder acceder a un puesto de trabajo.

Y por ese convencimiento, Zapatero ha pedido a la CEOE, representada en la reunión por su presidente, Juan Rosell, y a las empresas "un compromiso adicional" en materia de formación para el empleo al esfuerzo que ya hacen.

Otra de las propuestas del Gobierno a las grandes empresas es que utilicen su estructura de formación para desarrollar la formación de trabajadores de otras empresas de su sector, en especial sus auxiliares.

Efe