Gana un 3%

Wall Street afianza la semana sin problemas

La Bolsa de Nueva York cierra una semana en la que prefirió no atender a los motivos de preocupación y aferrarse casi exclusivamente a aquellos datos y noticias que pintan un horizonte económico esperanzador. El desastre de Japón, el conflicto en Libia o la crisis de deuda quedan en un segundo plano, tras las buenas perspectivas que albergan las empresas estadounidenses.

Así, el Dow Jones acaba los cinco días con un incremento del 3,05% (12.220 puntos); el S&P 500 sube hasta el viernes un 2,70% (1.313 enteros), y el tecnológico Nasdaq acumula en la semana una alza del 3,76% (2.743 puntos). En el día, ascendieron un 0,41%, 0,32% y 0,24%, respectivamente.

Por tercera jornada consecutiva los selectivos estadounidenses se decantaron por lo avances. El PIB fue hoy un dato esencial para conservar el buen tono. Los cálculos definitivos del producto interior bruto (PIB) revelaron un crecimiento del 2,9% en 2010, lo que cimentó un arranque de sesión alcista, que ni siquiera el índice de confianza de la Universidad de Michigan pudo derribar.

Según esta institución, las esperanzas de los consumidores en la evolución de la economía está en su nivel más bajo desde noviembre de 2009. Durante el mes de marzo, el indicador arrojó un resultado de 67,5 puntos, muy inferior a los 77,5 puntos que registró en febrero y también peor que las previsiones de los analistas, que adelantaron que rondaría los 68 puntos.

DOW JONES 34.258,32 1,00%

Por otra parte, la reunión del Consejo Europeo en Bruselas, que acaparó parte de la atención del viernes, transmitió a Wall Street una cierta tranquilidad, una vez aprobado el fondo de rescate permanente operativo a partir de 2013. El pacto neutraliza parte del golpe que la crisis portuguesa podría haber asestado a los mercados al otro lado del Atlántico.

Por el contrario, el panorama en Oriente Próximo y norte de África (con Libia a la cabeza) no entra en vías de solución y los problemas en la planta nuclear japonesa de Fukushima persisten. Los inversores prefirieron -tal como ocurriera en las dos últimas sesiones- no tomar decisiones sobre esta incierta base y priorizar las buenas nuevas. Muchas de las cuales, proceden del apartado empresarial.

Los favorables resultados conocidos en el día fueron decisivos. Así, por ejemplo, Accenture subía el 4,46%, después de sorprender gratamente a los inversores con sus cuentas. Y Oracle, que anunció ayer al cierre del mercado que ganó 5.338 millones de dólares en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal (un 42% más que en el mismo periodo del año anterior) anotaba un avance del 1,65%.

Menos alentadora resultó la jornada para Research In Motion. Varias casas de análisis han recortado su precio objetivo ante la posibilidad de que la compañía continúe perdiendo cuota en el mercado de los smartphones. Tras este anuncio, los operadores bursátiles castigaron al fabricante de Blackberry con un descenso del 11,15%.

Dentro del Dow Jones, con los treinta valores de referencia, el mejor fue IBM, con un incremento del 1,34%; le acompañaron en el podio Chevron (+1,33%) y AT&T (+1,09%).

Por el contrario, Hewlett-Packard perdió un 1,32% convirtiéndose en el peor del día. Bank of America (-1,04%) y Microsoft (-0,74%) cerraron el grupo de cola.

El precio del petróleo de Texas bajó por segundo día consecutivo -este viernes, un 0,18%- aunque se mantiene en altas tasas de 105,4 dólares por barril.