El diferencial cae hasta los 189 puntos

El Ibex salva el 'match ball' portugués con un subida semanal del 3,7%

Los mercados parecen tenerlo claro. España no es Portugal y no habrá efecto contagio. Mientras tanto el Ibex, con una subida semanal del 3,7%, como la deuda, con el diferencial por debajo de los 200 puntos básicos, lo celebran.

Rodríguez Zapatero saluda a su homólogo portugués, José Sócrates, durante el Consejo Europeo
Rodríguez Zapatero saluda a su homólogo portugués, José Sócrates, durante el Consejo Europeo

España empieza a descolgarse del grupo de los países problemáticos. Su nombre ya no se asocia a la lista de Grecia, Irlanda y Portugal. Los analistas empiezan a desechar el efecto contagio y descartan que sea necesario solicitar ayuda al fondo de rescate de la UE. Una imagen que se está reforzando en estas fechas. Mientras el estado luso se derrumba y los líderes europeos empiezan a cifrar la cantidad que va a necesitar el país vecino , la deuda nacional mejora. Frente al casi 7,8% de rentabilidad exigida a los bonos a diez años de Portugal, las letras españolas a una década pagan un 5,1%. De hecho, el diferencial respecto al bund germano se ha estabilizado en el entorno de los 190 puntos, llegando a bajar de este nivel en algunos momentos. Todo ello en un mercado que ha sido el causante de las últimas crisis desatadas.

Esta mejoría en el riesgo país de España también se está trasladando a la renta variable. El Ibex, a pesar de la caída del 0,42% de hoy, ha conseguido cerrar la semana con una importante alza del 3,7%. Un escenario que choca con el de anteriores ocasiones. En las siete sesiones previas al rescate de Irlanda, el selectivo español se dejó un 9,7%, cayendo por debajo de los 10.000 puntos por primera vez en seis meses. Movimientos que se replicaban de cuando fue Grecia la que acudió a pedir ayuda a la UE y el FMI.

Al parecer los maremótos bursátiles en España empiezan a ser cosa del pasado. En 2011 el parqué madrileño se ha situado como el mejor de Europa. En apenas tres meses los 35 títulos del índice han ganado casi un 10%, niveles a los que no consigue acercarse ni el Dow Jones norteamericano.

IBEX 35 8.760,90 0,31%

El sector financiero supera las dificultades

En las dos últimas semanas se han venido precipitando las malas noticias, en especial para el sector financiero cuyas entidades son las que mayor peso tienen en el parqué madrileño. Primero fue Moodys rebajando la calificación de España, después el Banco de España fijando en 25.000 millones de euros las necesidades de capital del sector y otra vez Moodys degradando la calificación de 30 entidades. A pesar de eso la tranquilidad ha reinado, los títulos de todas las acciones de bancos han conseguido como mínimo mantenerse, cuando no mejorar.

A todos estos elementos hay que sumarles factores externos como las crisis desatadas en Libia y Japón. La primera ha provocado el disparo en la cotización del Brent, que ya estable en los 115 dólares, ha tenido un efecto secundario positivo. Repsol ha aumentado sus márgenes y sus valores se han revalorizado. Una situación parecida a la que ha causado el drama nipón en las compañías españolas de energía renovables. El uranio como materia prima ya no es tan bien visto y el futuro señala a las renovables, lo que ayuda a Abengoa o Acciona. Ahora habrá que esperar para ver si el cambio general se convierte en permanente.