Sí hay que perfeccionar los instrumentos de seguimiento

Salgado descarta limitar por ley el gasto anual de las administraciones

La ministra de Economía y Hacienda española, Elena Salgado, ha descartado que el Gobierno vaya a obligar por ley a las comunidades autónomas a que fijen techos del gasto anuales para limitar el déficit público.

"æpermil;se no es el esquema que nosotros pensamos. Siempre hemos defendido la estabilidad a lo largo del ciclo", explicó la vicepresidenta segunda del Gobierno, que se distanció de "la posición que sistemáticamente mantiene el PP (a este respecto), que es de estabilidad año a año".

En todo caso, Salgado sí reconoció la necesidad de "perfeccionar los instrumentos de seguimiento" del gasto de las administraciones, "en ese marco de estabilidad a lo largo del ciclo".

"Lo que hemos venido discutiendo en Bruselas, tendremos que tratar de adaptarlo a España, siempre con el consenso del Consejo de Política Fiscal y Financiera", aseveró Salgado.

La ministra hizo estas declaraciones en Bruselas, antes de participar en una reunión con sus homólogos de la zona euro, en la que deberán cerrar los últimos detalles de la respuesta europea global a la crisis, que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE tienen previsto respaldar en la cumbre de finales de semana.

Salgado se refirió a las iniciativas que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene previsto presentar en Bruselas durante la cumbre para cumplir con el Pacto por el Euro, acordado hace un par de semanas ante las exigencias de Alemania como condición para aceptar un aumento del fondo de rescate para países endeudados.

Salgado confió en que "el presidente del Gobierno pueda dar algunas pinceladas de lo que va a ser ese acuerdo (de la negociación colectiva), para mejorar la situación del empleo en España", aunque no se logre alcanzar un consenso de los agentes sociales a tiempo.

Por otro lado, Salgado se mostró confiada en que los ministros logren acordar antes de la cumbre las aportaciones que deberá hacer cada país para ampliar el actual fondo de rescate para países con problemas de financiación y al instrumento que le sustituirá en 2013, cuando caduque el fondo en vigor.

En cuanto al fondo temporal, "la posición de España es que (el incremento de su capacidad de financiación) debe hacerse aumentando las garantías y yo creo que llegaremos seguramente a un acuerdo sobre bases muy parecidas a lo que es la propuesta de España", aseveró Salgado, preguntada por las presiones alemanas.

"Están los temas ya muy acotados. No cabe esperar sorpresas", sobre el fondo temporal, explicó.

Salgado insistió, sin embargo, en que las discusiones de hoy se centrarán en mayor medida en las aportaciones de cada país al fondo permanente, que entrará en vigor en 2013.

Falta por determinar "qué parte de capital desembolsado, qué parte de capital a demanda y qué parte de garantías" pondrá cada país para el fondo permanente, explicó.

Preguntada por la situación de Portugal, donde la aprobación parlamentaria de una nueva serie de medidas de ajuste fiscal es incierta, Salgado explicó que se trata de "una decisión del Parlamento de Portugal", en la que España no debe "interferir".

"Yo espero que el plan que ha presentado el Gobierno de Portugal pueda ser aprobado porque es un plan que contribuirá a la estabilidad de las finanzas de Portugal y, por lo tanto, a la estabilidad del euro. Así que mis mejores deseos para esa votación", dijo.