Mercado para las constructoras

Alberto Roldán, responsable de análisis de renta variable considera que uno de los sectores que mayores ventajas puede conseguir con el efecto del terremoto de Japón es el de la construcción. La presencia de las empresas españolas en este sentido es escasa, pero a juicio del experto se abre una oportunidad única para entrar en un nuevo mercado. Y en ese sentido, las mejor posicionadas son Ferrovial y OHL, según Roldán.

Para otras compañías como Sacyr, ACS o Abertis, con algo más de negocio en la región, la situación les da la oportunidad de ampliar su negocio. Acciona y FCC también podrían participar en la gestión de aguas.

De momento, las cotizaciones no ha recogido ningún movimiento sobresaliente. No obstante, los analistas explican que la posible participación de las empresas en la reconstrucción de la zona afectada de Japón será un movimiento que se verá más en el medio y largo plazo. El Banco Mundial calcula que el país tardará unos cinco años en reparar viviendas, carreteras y plantas de energías, entre otras instalaciones.