Un encargo de cinco nuevos navíos

Luz verde del Ejecutivo a nueva carga de trabajo para Navantia

El Consejo de Ministros aprobó el viernes un acuerdo por el que se autoriza al Ministerio de Defensa a iniciar la preparación del segundo programa de buques de acción marítima (BAM), que contempla la construcción de cinco nuevos navíos para continuar con el proceso de modernización de la flota de la Armada española iniciado en 2005 con el primer programa.

De los cinco nuevos buques, tres serán patrulleros similares a los desarrollados en el primer programa. Habrá un tercero para salvamento en general, apoyo al rescate de submarinos y otros artefactos hundidos, así como apoyo a buceadores. Finalmente, el quinto buque estará orientado a la investigación oceanográfica, operará en aguas polares y antárticas y podría servir también como barco de apoyo medioambiental.

Defensa tiene ahora cuatro meses para preparar el programa y proponer un nuevo acuerdo al Consejo de Ministros que permita la contratación de los buques, ya con las condiciones finales de precios, plazos y requisitos.

El encargo de estos buques ya había sido adelantado por el Gobierno hace unos meses ante la incertidumbre generada en los astilleros de Navantia de la bahía de Cádiz, con cada vez menos carga de trabajo al ir culminando la construcción y entrega de la primera tanda de BAM.

En todo caso, inicialmente se habló de solo cuatro buques y no cinco, como al final se ha propuesto. Los Presupuestos Generales del Estado para 2011 recogen una partida de 33 millones de euros para poder hacer frente a la construcción de los nuevos BAM.