Buscaba detalles sobre su sistema de seguridad

La filial de seguridad de EMC sufre un ataque que pone en riesgo a sus clientes

El mayor fabricante del mundo de equipos de almacenamiento de datos, EMC, ha hecho público que su filial de seguridad RSA ha sufrido un ciberataque que buscaba detalles sobre su extendido sistema de seguridad SecurID que podría poner en riesgo a sus clientes. El alcance del ataque no está aún 100% determinado, pero el hecho es especialmente preocupante porque la tecnología desarrollada por la compañía juega un papel clave para evitar que personas no autorizadas accedan a redes informáticas de bancos y Gobiernos, entre otros, fuertemente custodiadas. RSA es una de las empresas más reconocidas en tecnología de autenticación.

La compañía ha hecho público el incidente, algo poco habitual. En una carta abierta a sus clientes, el presidente de RSA, Art Coviello, ha señalado que el ciberataque "ha tenido un éxito parcial". Aun así, ha dicho que su investigación revela que el ataque ha provocado que se haya extraído cierta información de los sistemas de RSA, aunque confían que esta no permita realizar ataques directos con éxito a los clientes de SecurID.