Las constructoras cotizadas e Isolux lideran las ofertas

Máxima concurrencia al plan andaluz de concesiones

ACS, FCC, Ferrovial, OHL, Sacyr y Acciona han respondido a la llamada de la Junta de Andalucía con la puesta en marcha de su plan de infraestructuras, y ya participan en el primer concurso. Se trata de la concesión de la autovía granadina Iznalloz-Darro, valorada en 200 millones.

Los grandes del sector de la construcción han acudido en pleno a la primera licitación del plan PPP (colaboración público-privada) andaluz de infraestructuras. La Consejería de Obras Públicas recibió el jueves las ofertas por la autovía entre Iznalloz y Darro, con un total de siete pujas que integran a 28 compañías. ACS, Ferrovial, FCC, Sacyr, Acciona, OHL, Isolux y Comsa no han faltado a la cita.

La carretera, de 37 kilómetros, está valorada en 200 millones y la propuesta al sector privado pasa por su construcción y posterior explotación, bajo el modelo de pago por disponibilidad durante 30 años. La autovía unirá la A-92 a la altura de Darro con la A-44 hacia Bailén y Madrid sin pasar por el área metropolitana de Granada.

La primera oferta integra a Construcciones Vera, OHL e Ingeconser. Contrat, Arpo, Comsa Emte, Iridium (grupo ACS), Martín Casillas y Amigar forman el segundo equipo. El tercer consorcio está liderado por Acciona, que va con Copisa, la concesionaria de las cajas de ahorros Concessia, Sando, Montealto y Felipe Castellano. En cuarto lugar, Sacyr Concesiones encabeza una puja con Ezentis y Grupo Ortiz. El grupo Ferrovial participa con su filial Cintra y en consorcio con Detea y Meridiam. Por último, tal y como adelantó CincoDías, FCC está aliada con Dextertown (Macquarie), Cointer (Azvi), Grupo Puentes e Intersa, y el último consorcio empareja a Isolux Corsán con la cordobesa Jícar

Peso del capital andaluz

A la vista de las ofertas presentadas, destaca la participación de socios andaluces en todos los consorcios, con un total de 13 empresas. Desde la Junta también se ha destacado la presencia de inversores de perfil financiero como Macquarie, Meridiam y Concessia.

Al optar por la fórmula del pago por disponibilidad, la Administración traslada la inversión al momento en que la infraestructura se abre al tráfico, y fracciona el pago a lo largo de la vida de la concesión. Por esta razón los presupuestos de la Junta no notan en el corto plazo el impacto en el déficit.

Una vez evaluada cada una de las pujas, desde Obras Públicas se prevé adjudicar la autopista antes del verano.