Cuenta con una plantilla de 61 trabajadores fijos

La SEPI retoma la privatización de ETM tras el fracaso de 2006

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha retomado la privatización de Equipos Termometálicos (ETM), tras el fallido intento de venderla hace cinco años.

ETM es una empresa burgalesa que se constituyó en 1990 y que pertenece al sector de bienes de equipo. La sociedad, controlada por el holding público a través de Cofivacasa, fabrica y vende intercambiadores de calor, reactores para la industria química y condensadores para centrales térmicas, según la información facilitada por la SEPI.

Su plantilla asciende a 61 trabajadores fijos y su cifra de negocio promedio desde 2008 es de unos 11,6 millones de euros. Tiene una deuda neta cercana al millón de euros, un patrimonio neto de 2 millones y unos activos totales valorados en 4,1 millones. La empresa tiene una planta en Villalonquéjar (Burgos) y dispone de dos parcelas que suman unos 30.500 metros cuadrados.

ETM concentra su actividad en el sector del refino y el petroquímico y la SEPI entiende que tiene buenas perspectivas de futuro en el termosolar.