Las entidades pactan capitalizar créditos de 1.200 millones

Los bancos del consejo de Metrovacesa salvan la inmobiliaria

Los bancos presentes en el capital de Metrovacesa, excepto La Caixa y Barclays, han pactado votar a favor de una propuesta de refinanciación que incluye capitalización de créditos por valor de 1.200 millones. La inmobiliaria logra con esta operación y un acuerdo de refinanciación de 3.200 millones de deuda eludir el fantasma del concurso de acreedores.

Sede de Metrovacesa en Madrid
Sede de Metrovacesa en Madrid

Tras año y medio de negociaciones para refinanciar la deuda de Metrovacesa, 5.786 millones de euros, la compañía informó el viernes a la CNMV de haber alcanzado un acuerdo con sus entidades acreedoras para refinanciar un crédito sindicado de 3.200 millones de euros. Mediante las nuevas condiciones de devolución del préstamo acordadas y una ampliación de capital prevista "se garantizaría la viabilidad de la compañía", subrayó la empresa en un comunicado.

El acuerdo de refinanciación de los 3.200 millones de deuda se ha alcanzado con más del 90% de las entidades acreedoras, según informó al regulador del mercado la inmobiliaria presidida por Vitalino Nafría.

Tras la firma de este acuerdo, Metrovacesa ha presentado ante la Corte de Justicia de Inglaterra y Gales un procedimiento denominado Scheme of Arrangement, con el objeto de que la justicia británica decida si el acuerdo vinculará a la totalidad de los partícipes en dicho crédito sindicado. La decisión de presentar este acuerdo ante la justicia británica se debe a que el crédito sindicado que firmó Metrovacesa con 47 entidades financieras en 2006 se realizó bajo dicha jurisdicción.

METROVACESA 9,32 -0,43%

La reestructuración del préstamo sindicado se realizará en dos tramos. El primero, de 1.860 millones de euros, estaría vinculado al negocio patrimonialista de Metrovacesa y con vencimiento a 5 años. El segundo, de 600 millones, estaría vinculado al suelo y las promociones residenciales con vencimiento a 10 años. El resto, unos 700 millones, hasta llegar a los 3.200 millones del crédito sindicado, responden a préstamos de los bancos accionistas de la inmobiliaria que los reconvierten en capital y a créditos bilaterales entre cada una de las entidades y la inmobiliaria.

La ampliación de capital prevista se lanzará por unos 1.950 millones de los que un mínimo de 1.200 millones están garantizados por las entidades financieras presentes en el accionariado de Metrovacesa (cantidad en la que se incluyen los 700 millones apuntados).

Los bancos del consejo de administración de Metrovacesa han pactado votar a favor en la junta general de accionistas que decidirá sobre dicha ampliación. La Caixa y Barclays, los otros bancos accionistas, que no están presentes en el consejo, todavía no se han adherido a dicho pacto, explicaron en Metrovacesa. De acuerdo a los registros de la CNMV, los bancos con más de un 5% del capital de la inmobiliaria son Santander (23,6%); BBVA (11,4%); Sabadell (10,9%); Popular (10,9%); Caja Madrid (9,1%); Barclays (6,9%), y La Caixa (5,1%).

Subida en Bolsa

Metrovacesa subió en Bolsa el viernes un 13,6% cerrando a 7,26 euros por acción (el capital flotante en Bolsa es inferior al 5%). La compañía destacó en un comunicado que "la perspectiva positiva de su participación en Gecina, que ha aportado a la cuenta de resultados del grupo 268 millones de euros en 2010, y que supondrá un dividendo pagadero en mayo de 74 millones de euros para la compañía". Metrovacesa es el primer accionista de la inmobiliaria francesa Gecina, en la que mantiene el 26,9% del capital.

El sector, entre la refinanciación y el concurso

Metrovacesa es la última de las grandes inmobiliarias españolas en acordar la refinanciación de su deuda. Colonial comunicó en febrero del pasado año un acuerdo de reestructuración de 4.900 millones de deuda. Reyal Urbis anunció un acuerdo con sus acreedores en mayo de 2010, con una deuda de 4.600 millones. Básicamente las compañías han acordado con sus acreedores un periodo de tiempo muerto, una ampliación de la fecha de vencimiento final del crédito principal y retrasar el día de amortización del primer pago de la deuda. La otra alternativa a la refinanciación era el concurso de acreedores. Teniendo en cuenta que en muchos casos los accionistas de las inmobiliarias son al mismo tiempo algunos de sus principales acreedores, a la banca no le queda mucha más opción que refinanciar la deuda y confiar en que la economía nacional mejore y en unos años, entre tres y cinco, el sector inmobiliario español vaya recuperando el pulso.

La situación es tal que si no se hubiera cambiado la legislación el pasado año, tanto Metrovacesa como sus principales competidoras hubieran tenido que disolverse. El 1 de abril de 2010 se publicó en el BOE el Real Decreto-Ley 5/2010, por el que se ampliaba la vigencia de medidas económicas de carácter temporal contempladas en el Real Decreto Ley 10/2008. El nuevo real decreto ampliaba a los ejercicios 2010 y 2011 la suspensión en la aplicación del artículo 260 de la Ley de Sociedades Anónimas, contemplada en la anterior norma solo hasta el ejercicio 2009. Este artículo regula las causas de disolución de una compañía; entre otras la que ocasiona que las pérdidas dejen reducido el patrimonio a una cantidad inferior a la mitad del capital social.

Acuerdo

Refinanciación y ampliación de capital

- 3.200 millones: Metrovacesa ha acordado refinanciar 3.200 millones de un crédito sindicado, en dos tramos. Uno vinculado al negocio patrimonialista, por 1.860 millones, vence en cinco años. Otro de 600 millones, vinculado al suelo, vence en 10 años.

- 1.950 millones: lanzará una ampliación por 1.950 millones, de los que los bancos accionistas garantizan 1.200 millones a través de una recapitalización de créditos.