Los recogerá en Bangkok
Avión de la aerolínea Pullmantur
Avión de la aerolínea Pullmantur

El Gobierno contrata Pullmantur Air para repatriar de Japón a 400 españoles

Un superavión Jumbo de la aerolínea española Pullmantur repatriará a unos 400 españoles que abandonan Japón como consecuencia de la alarma nuclear. El Gobierno ha contratado sus servicios para que vuele ha Bangkok y recoja allí el domingo al grupo de nacionales que llegarán al aeropuerto tailandés en distintos vuelos de aerolíneas locales. La operación no puede hacerse directamente entre Tokio y Madrid por problemas burocráticos.

Un avión de gandes dimensiones, el Jumbo-Boeing 747, de la aerolínea española Pullmantur será el encargado de devolver a España el lunes a unos 400 nacionales que, residentes en Japón por diversas razones, abandonan el país como consecuencia de la catrastrófica situación tras el terremoto y posterior tsunami del viernes 11 de marzo y la posterior alarma nuclear. El Gobierno ha contratado sus servicios para que vuele hasta Bangkok y recoja allí, el domingo, al grupo de nacionales que llegarán al aeropuerto tailandés en distintos vuelos de aerolíneas locales. La operación no puede hacerse directamente entre Tokio y Madrid por problemas burocráticos. De hecho, alguna iniciativa de repatriación se ha visto frustrada porque los aparatos llegaron hasta el territorio nipón sin los permisos correspondientes y fueron obligados a volver a su punto de origen de vacío.

Pullmantur Air ha conseguido un intenso protagonismo en las operaciones de rescate y repatriación que se han producido en distintos puntos del mundo en los útimos meses. Esta misma semana dos aparatos Jumbo (de los cinco que tiene la flota de la española) han hecho otras dos operaciones de repatriación. En un la primera el Jumbo estuvo fletado por la compañía alemana Volkswagen y en la segunda ocasión por el gobierno francés.

El grupo aéreo español ha tenido una actividad de rescate aún mas intensa durante las operaciones de repatriación de los trabajadores del sudeste asiático que han tenido de huir de Libia como consecuencia de los combates entre las tropas del coronel Gadafi y la oposición a su régimen dictatorial. En concreto, Pullmantur realizó cuatro vuelos para la compañía Daewo partiendo de la isla de Creta (donde la firma había concentrado a los expatriados) y destino en Bangla Desh, de donde eran originales los trabajadores. Una empresa constructora portuguesa fletó otros dos vuelos, esta vez entre la isla de Malta y Vietnam. Otra operación de rescate protagonizada por un Jumbo de Pullmantur, tuvo como objetivo trasladar a miembros de la colonia filipina en Libia desde un aeropuerto meditarráneo hasta Manila. Lo había contratado el gobierno del archipielago del sudeste asiático.