Las consecuencias del terremoto

Salir del país en avión cuesta 1.900 euros

Miles de extranjeros han abandonado Tokio por temor a un escape radiactivo de la central nuclear de Fukushima, mientras muchas embajadas comenzaron ayer a organizar operativos para asistir a quienes deseen salir de Japón.

Los españoles que viven en la capital japonesa han llegado a pagar hasta 1.900 euros por sus billetes de avión y aseguran que "sin dinero" es muy complicado salir del país ante una situación de emergencia como la que vive. En declaraciones a Europa Press Televisión, Adrián, que llegó ayer a España, constató que en solo dos horas el precio se incrementó de los 1.200 euros a los casi 1.900 que finalmente pagó. Adrián aclaró: "La situación en Tokio es normal". "Los restaurantes están abiertos, la gente acude a su trabajo y el Gobierno intenta transmitir una imagen real", dijo.

Aunque las autoridades locales insisten en que los niveles de radiactividad en la capital habían aumentado pero no eran alarmantes, la inestable situación de Fukushima, a unos 250 kilómetros al norte, llevó a muchos japoneses a alejarse hacia el sur del país.

Algunos Gobiernos, como el de España, anunciaron el envío de aviones a Tokio para repatriar a ciudadanos afectados que quieran abandonar la capital japonesa voluntariamente, aunque sin llegar a hablar de una evacuación en toda regla. El Gobierno español indicó, por su parte, que pondrá medios aéreos a disposición de los españoles, "dando prioridad a las personas acompañadas de menores de edad y a los enfermos".