Los recibirán el próximo 24 de marzo

Bruselas emite bonos por valor de 4.600 millones para los rescates de Irlanda y Rumanía

La Comisión Europea ha emitido este jueves bonos por valor de 4.600 millones de euros, 3.400 millones de ellos para contribuir a la segunda partida del rescate para Irlanda, avalados por el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera pactado en noviembre por los líderes europeos, y por valor de otros 1.200 millones para apoyar la sostenibilidad de las finanzas públicas de Rumanía, avalados en este caso por la Facilidad de Ayuda a la Balanza de Pagos creada para apoyar en el contexto de la crisis a los países que no comparten el euro.

En ambos casos, el coste de la emisión se sitúa en el tipo medio, más ocho puntos básicos, una cantidad que Bruselas considera resulta "muy favorable" en relación con los bonos de otras entidades emisoras comparables.

"La Comisión considera que la emisión exitosa es una señal de la continuidad de la confianza en las medidas de estabilidad de estabilidad establecidas por la UE para hacer frente a la crisis y confirma que confirma el papel de la UE como emisor principal", asegura la Comisión en un comunicado.

Justifica su optimismo en el hecho de que las operaciones se cerraron en ambos casos en menos de dos horas y la demanda superó tres veces la oferta, lo que constata para la Comisión que "el interés del inversor" por la moneda única vuelve a ser "muy fuerte".

La Comisión ha confirmado que los principales adquisidores de los bonos son firmas del sector bancario, gestores de activos y en menor medida los Bancos Centrales, sobre todo de Reino Unido y Asia.

Irlanda, que ya recibió la primera partida del rescate de 5.000 millones de euros el pasado 12 de enero, recibirá los siguientes 3.400 millones el próximo 24 de marzo, ha confirmado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Rumanía también recibirá el préstamo de 1.200 millones el próximo 24 de marzo, que se suman a los 4.850 millones previamente aportados por el Ejecutivo comunitario, sin contar con otros 13.000 millones de euros aportados en su caso por el Fondo Monetario Internacional y otros préstamos bilaterales.