Mercado de capitales de Londres

EE UU, Japón y Reino Unido investigan a 16 bancos por presunta manipulación del líbor

Los organismos reguladores de EE UU, Japón y Reino Unido están investigando a grandes bancos para determinar si conspiraron para manipular el líbor, tipo de interés interbancario que se aplica en el mercado de capitales de Londres, según informó ayer Finantial Times.

Este diario asegura que la investigación se centra en el panel de 16 bancos que ayudan a la Asociación de Banqueros Británicos (BBA) a fijar esta tasa. En concreto, se está investigando si hubo manipulación en el proceso para fijar el líbor en dólares estadounidenses entre 2006 y 2008, hasta justo antes del estallido de la crisis financiera, de acuerdo con fuentes cercanas.

El asunto salió a la luz este martes después de que el banco suizo UBS informara en su informe anual de que ha recibido tres citaciones de los organismos reguladores de Estados Unidos y una solicitud de información por parte del supervisor de Japón sobre este asunto.

Este banco explicó que los reguladores estaban interesados en saber "si hubo intentos impropios por parte de UBS, actuando en solitario o con ayuda de otros, para manipular el líbor". El Finantial Times considera que todos los bancos deben haber recibido al menos una petición informal de petición en relación con este asunto, el paso previo a una citación oficial.

Investigadores de la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC), de la Autoridad de Servicios Financieros (FSA) y del Departamento de Justicia han interrogado ya a varios testigos, en una investigación que comenzó hace cinco meses.

La BBA elabora las tasas del líbor para diez divisas, a partir de las referencias bancarias procedentes de entre ocho y 20 entidades, que proponen la tasa a la que consideran que deberían prestar el dinero y cuyas cifras determinan en último lugar el porcentaje final. El líbor es la referencia para productos financieros por valor de 350.000 millones de dólares y sus críticos consideran que su cálculo siempre ha carecido de la transparencia necesaria.

Durante la reciente crisis financiera, algunos analistas comentaron que la tasa no reflejó la realidad del mercado interbancario, ya que los bancos más débiles no querían que se supiera que estaban tomando prestado un dinero más caro.