Firma de Nueva Rumasa

Carcesa se declara en suspensión de pagos

Nueva Rumasa ha solicitado en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Badajoz el concurso voluntario de acreedores, antigua suspensión de pagos, para la empresa Carnes y Conservas Españolas (Carcesa), fabricante de marcas como Apis y Fruco, según confirmaron fuentes de la compañía.

Se trata de la segunda firma del conglomerado empresarial que se declara insolvente, después de que esta misma semana la firma de postres Dhul entrara en concurso en Granada y la familia Ruiz-Mateos fuese apartada de la gestión por el juez.