El juez aparta a los gestores de la administración

El principio del adiós a Coronel Tapiocca

Coronel Tapiocca puede estar viviendo sus últimos días en su actual estructura. La empresa ha pedido la liquidación, ante la incapacidad de pagar sus deudas y salir del concurso, y después de que el juez haya retirado la gestión a los actuales administradores.

Tienda de coronel tapioca
Tienda de coronel tapioca

Coronel Tapiocca lleva desde septiembre luchando por ajustar su balance y lograr un acuerdo con los acreedores de su deuda que le permita salir de su situación concursal. Pero la batalla parece perdida y no solo por la imposibilidad de pagar lo que debe.

Según publicaba el BOE esta mañana , el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid ha decidido apartar a los actuales administradores de la gestión de la compañía, participada por el fondo de capital riesgo Gala Capital, al cambiar el sistema de facultades de la administración de intervención a suspensión. Esta decisión suele tomarse cuando la administración concursal detecta alguna presunta irregularidad de los gestores y el auto del juez constata que ha recibido esta petición de los administradores concursales tras constatar que se han dado órdenes de pago a proveedores sin la pertinente autorización. Hasta ese momento, Coronel Tapiocca estaba en concurso voluntario, lo que significa que los directivos de la compañía siguen en sus puestos y toman las decisiones, aunque deben consultarlo todo con la administración concursal. Una vez que se decreta la suspensión, los ejecutivos quedan totalmente apartados.

Muy pocas horas después, la compañía ha decidido pedir la liquidación anticipada ante la imposibilidad de encontrar un acuerdo con sus acreedores para el pago de su deuda, según asegura la agencia Efe. Eso sí, Coronel Tapiocca sigue negociando para salvar su marca y traspasar algunas de las tiendas.

Las cifras que se han conocido en los últimos meses dicen que la empresa cuenta con 22,5 millones de euros en activos, mientras que sus deudas ascienden a 87 millones, lo que genera un desfase de 64,5 millones.

Problemas para la plantilla

La liquidación perjudicará a parte de la plantilla, compuesta todavía por cerca de 300 trabajadores, ya que las ofertas recibidas de momento sólo contemplan el traspaso de 23 tiendas de las cerca de 35 que conserva la compañía tras los procesos de desahucio por impago de los alquileres.

De este modo, la empresa textil pondría tener que enfrentarse a una nueva regulación de empleo, que se sumaría a la realizada en noviembre por un total de 119 trabajadores.

De momento dos empresas (la vasca Gabascar y la sevillana Financiación Básica) se han interesado en adquirir Coronel Tapiocca con unas ofertas limitadas en cuantía y que implicarían mantener entre el 60% y el 70% de la plantilla, según Efe.

Acreedores

La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) es uno de los principales acreedores, con 10,55 millones de euros, seguido de EBN Banco de Negocios, con 5,6 millones; de Caja Castilla La Mancha, con 5,2 millones, y de Bancaja y Bancantabria de Inversiones, con préstamos por valor de 4,1 millones de euros cada uno