Para ACS será cerca de un 1%

La operación diluye a los accionistas de Iberdrola

La entrada del fondo catarí en el accionariado de Iberdrola supondrá diluir las participaciones de los actuales socios de la empresa eléctrica. Pero esta ampliación de capital no implica duplicar el efecto dilutivo de la absorción de Iberdrola Renovables.

La ampliación de capital de Iberdrola que permitirá la entrada de Catar en su accionariado supondrá, en el caso de ACS, algo más de un punto porcentual de dilución de su participación, según las estimaciones del mercado, con lo que el paquete del grupo que preside Florentino Pérez quedaría en el entorno del 19,02%.

La dilución, eso sí, no se añadirá a la calculada la semana pasada debido a la absorción de Iberdrola Renovables ya que, según ha aclarado Iberdrola, la empresa que preside Ignacio Sánchez Galán ha rediseñado la estructura de la operación, por lo que con la nueva articulación no habrá dos ampliaciones de capital. En su lugar, el grupo ha aprobado un programa de recompra de acciones que "ya no supondrá dilución alguna para los accionistas de Iberdrola al no llevarse a cabo la ampliación de capital prevista".

La última dilución no afectará solo a ACS. Otros accionistas de referencia de Iberdrola, entre ellos, las cajas BBK (antes de las dos operaciones contaba con un 7,184%) y Bancaja (un 5,736%, según los registros de la CNMV), que apoyan la gestión de Ignacio Sánchez Galán al frente del grupo, verán reducida su presencia en el capital de la eléctrica de forma proporcional. El efecto dilutivo se calcula en torno a un 5,81% según una presentación colgada en la web del supervisor.

IBERDROLA 10,12 -0,74%

El grupo que preside Florentino Pérez, que a pesar de su participación no cuenta con ningún puesto en el consejo de administración de la eléctrica, se enfrenta a un nuevo obstáculo para poder colmar sus aspiraciones de alcanzar un 30% del capital de la eléctrica.