Nace la revista especializada 'Filosofía Hoy'

El pensamiento quiere asaltar el quiosco

¿Es posible convertir la filosofía clásica en una herramienta de actualidad? Este es el desafío que afronta la revista Filosofía Hoy, un proyecto nacido en el seno de la empresa Globus Comunicación, editora de revistas sobre embarazo, bricolaje, cocina o decoración, y que se arriesga con una publicación de cierto nivel sobre pensamiento pero que espera encontrar público en quioscos, sin limitarse a los lectores especializados de Claves de razón práctica o Revista de Occidente.

"En España no existía nada de estas características", explica Amalia Mosquera, directora de la revista, para explicar el hueco que pretende cubrir Filosofía Hoy. "Estudiamos la trayectoria de otras publicaciones de gran éxito en otros países como Francia, por ejemplo, con muchas similitudes con el nuestro. Si allí funcionan muy bien, aquí también lo hará".

Puede que la clave de Filosofía Hoy estribe en captar a los lectores que están interesados por obras de autoayuda, pero que quieran dar un paso más para acercarse a obras históricas de referencia más ambiciosas: "Se trata de dar cabida a todos los pensamientos que puedan aportar algo interesante. Que también pueden llegar de parte de autores de menos renombre. No queremos poner etiquetas de antemano que incluyan o excluyan nada de nuestra revista por definición".

En el primer número, conviven artículos sobre autores clásicos, como Frederic Nietzsche, con textos de contemporáneos, como Javier Sádaba, Jesús Mosterín, Fernando Savater o Slavoj Zizek. E igualmente reflexiones de corte más político sobre el futuro de la socialdemocracia, la responsabilidad de los trabajadores en la crisis o la disposición intelectual de Barack Obama.

Venta

Tirada. Con 40.000 ejemplares distribuidos, aún no hacen estimaciones de ventas, aunque destacan que la recepción ha sido muy favorable, a tenor de las llamadas y mensajes recibidos.

Regalo. Como es inevitable en el actual panorama, Filosofía Hoy incluye un libro. En el primer número es Así habló Zaratustra, de Nietzsche. Con todo, Mosquera insiste en que "al final, una revista solo se mantiene por su calidad, no por los regalos".