Rodrigo Rato. Presidente de Bankia

De la política a las finanzas

Es el más reconocido por la comunidad internacional. El presidente de Bankia ha vivido en primera línea la oleada de grandes fusiones bancarias a comienzos de la pasada década, al ocupar la vicepresidencia y cartera de Economía en las dos legislaturas del PP. Pero además de este cariz político, Rato puede utilizar su bagaje como director gerente del FMI o sus contactos en banca de inversión (ha trabajado para Lazard) para persuadir a los inversores. No será su único reto. También tendrá que adaptar el consejo de Bankia, en el que el peso de los políticos supera el 65%, a la actual normativa. Esta exige que en el verano de 2013 se hayan eliminado todos los cargos electos, la reducción de su tamaño a un máximo de 15 -en Bankia son 21- y la incorporación de independientes, hasta que estos supongan un tercio.