25 días después de superar la barrera del 7%

El interés de la deuda lusa a cinco años bate un nuevo máximo y llega al 8%

La penalización sobre la deuda soberana de Portugal a cinco años volvió a batir un nuevo récord al dispararse hoy hasta el 8%, horas después de que el Gobierno luso anunciara la puesta en marcha de nuevas medidas de austeridad.

La escalada de los intereses de los títulos lusos a cinco años que se ha registrado durante los últimos días en el mercado secundario -donde sólo participan entidades financieras- refleja el temor de los inversores a que Portugal decida recurrir a la ayuda externa a corto plazo, según los analistas.

De hecho, la presión sobre estos títulos es superior a la penalización que castiga la deuda a diez años, y que rondaba hoy el 7,6%.

Los intereses sobre la deuda soberana lusa a cinco años alcanzaron por primera vez desde la entrada del Euro el 8% hoy, tan sólo 25 días después de superar la barrera del 7%.

Esta escalada se produjo horas después de que el Ejecutivo anunciara por sorpresa un nuevo paquete de medidas de ajuste encaminadas a asegurar el cumplimiento de su objetivo de rebajar el déficit hasta el 4,6% del PIB en 2011, el 3% en 2012 y el 2% en 2013.

Entre las novedades que presenta este último plan de austeridad -el cuarto en los últimos doce meses-, destaca el recorte en las pensiones superiores a 1.500 euros, y que será similar a las rebajas aprobadas el pasado año en el sueldo de los funcionarios, de un 5% de media.

Portugal anunció estas nuevas medidas el mismo día que en Bruselas se reúnen los socios de la Unión Europea (UE) para dilucidar la ampliación y flexibilización del actual fondo de rescate, entre otros asuntos, y cuya aprobación es considerada por el Gobierno luso como fundamental para aliviar la presión a la que le someten los mercados.