Le acusa de negligencia en la venta de Fadesa

Martinsa Fadesa emprende acciones legales contra Jove

La junta general de accionistas de Martinsa Fadesa ha aprobado ejercer acciones sociales de responsabilidad -"o de otro tipo, que pudieran caber"- contra el expresidente de Fadesa, Manuel Jove, y el consejero delegado, Antonio de la Morena. La compañía afirma que el empresario gallego vendió la inmobiliaria -en 2006 por 4.045 millones- empleando valoraciones incorrectas de los activos. Un extremo que Jove siempre ha negado.

La asamblea de Martinsa Fadesa ha adoptado esta decisión ante "ciertas decisiones y actuaciones presuntamente dolosas o cuanto menos negligentes", según dice en un comunicado.

Como explica la edición impresa de Cinco Días, Martinsa afirma que las valoraciones empleadas en 2006 para adquirir Fadesa, por 4.045 millones de euros, son incorrectas.

La compañía presidida por Fernando Martín ha acudido a los juzgados para solicitar la valoración que CB Richard Ellis realizó de los activos de Fadesa con motivo de la venta, según ha comunicado la inmobiliaria presidida por Fernando Martín a la CNMV recientemente con motivo de sus resultados anuales. Martinsa afirma que el valor de los activos de la empresa se ha visto afectada, entre otros factores, por "la adaptación de las valoraciones de los activos a su situación urbanística real" en comparación con la valoración que realizó CB Richard Ellis de los activos de Fadesa.

La inmobiliaria explica que ha logrado el informe que la consultora inmobiliaria elaboró para tal efecto "en el segundo semestre de este ejercicio por auxilio judicial y a instancia de la propia compañía así como de la administración concursal".

Martinsa añade en su información al regulador del mercado que en la "revisión de tal informe se ha puesto de manifiesto la utilización por CB Richard Ellis de información y/o documentación incorrecta para realizar la valoración a fecha de la adquisición de Fadesa Inmobiliaria". Esto ha provocado "que el valor considerado para determinados activos fuera superior al que correspondía a su situación urbanística real, habiéndose llevado a cabo los ajustes correspondientes a medida que se ha venido detectando la existencia de tales diferencias de valoración".

Manuel Jove y su entorno siempre han defendido la operación de venta de Fadesa, así como las valoraciones de los activos adquiridos por Martinsa efectuadas por CB Richard Ellis y han esgrimido que hay valoraciones posteriores que así lo ratifican.

Fernando Martín y Manuel Jove acordaron no ejercitar acciones de responsabilidad contra el consejo de administración de Fadesa en un contrato privado firmado por ambos en el mes de agosto de 2007. Pero la administración concursal de Martinsa Fadesa subrayaba en una demanda presentada el pasado año contra los anteriores administradores de Fadesa por la venta de unos terrenos de México de la "ineficacia" de ese contrato.

Jove califica de "disparate" la decisión de Martinsa

Manuel Jove considera un "disparate" la decisión de los actuales gestores de la inmobiliaria de emprender una acción de responsabilidad sobre su gestión en la antigua Fadesa.

En opinión del empresario gallego, el grupo que preside Fernando Martín busca desviar la atención sobre la posible responsabilidad de los actuales administradores en la quiebra del grupo, según ha indicado un portavoz oficial de Jove.

El Juzgado de lo Mercantil de La Coruña abrirá en los próximos días la denominada pieza de calificación del concurso, esto es, el procedimiento por el que se trata de dirimir la eventual responsabilidad de los administradores de una empresa en su quiebra.

Por ello, Manuel Jove considera "oportunista" la decisión del actual consejo de Martinsa de emprender acciones de responsabilidad contra quienes gestionaron Fadesa hasta su venta a Fernando Martín a finales de 2006.

Asimismo, el empresario gallego estima que también buscan desviar la atención sobre las incertidumbres que rodean la aprobación del convenio de Martinsa, contra el que se presentaron cuatro demandas de oposición.

Señala que se trata de una decisión que no estaba incluida previamente en el orden del día de la junta extraordinaria de la inmobiliaria celebrada este viernes, y que ha sido planteada a los accionistas en la propia asamblea "para evitar así el debate previo".

Respecto a los argumentos en los que Fernando Martín y el resto del consejo de Martinsa basan su acción de responsabilidad, Jove estima que "no tiene sentido denunciar ahora una valoración de activos realizada en 2006, cuando la empresa ha estado intervenida por una administración concursal durante casi tres años".

Rechazo de los minotarios

Un grupo de accionistas minoritarios de Martinsa Fadesa propusieron ante la asamblea presentar también una acción de responsabilidad contra los actuales gestores, si bien la iniciativa fue rechazada.

Durante la junta, algunos de estos socios minoritarios tomaron la palabra para solicitar más datos sobre la propuesta de demanda contra los antiguos socios, como los hechos en los que se basa, la cuantificación del daño infringido a la empresa y el coste que puede tener para el grupo, sin obtener respuesta alguna, según han señalado fuentes de este grupo de accionistas.

Los socios minoritarios, que votaron en contra de la demanda contra Jove, manifestaron su intención de reservarse "las correspondientes acciones de impugnación de la junta".