Las claves del acuerdo entre las dos empresas

Nokia y Microsoft, un matrimonio con fuerza

En el negocio de la tecnología no todo está tan claro como parece a priori. Estamos acostumbrados a que los nuevos productos lleguen a sus presentaciones mundiales con sus características más que sabidas, gracias a las filtraciones, intencionadas o no, de las propias compañías fabricantes. Pero de vez en cuando hay una sorpresa, una campanada, alguien se sale del guión. Es lo que parece que ha pasado con Nokia: la empresa finlandesa anunciaba, apenas unas horas del último Mobile World Congress de Barcelona, que había llegado a un acuerdo con Microsoft para que el sistema operativo de sus smartphones fuera Windows Phone 7, a partir de ese momento.

El acuerdo de dos grandes
El acuerdo de dos grandes

Ese acuerdo no ha surgido de un día para otro, obviamente, se trata del resultado de meses de negociaciones en los que no sólo Microsoft y Nokia han sido protagonistas. Según se ha conocido hace muy poco, a la finlandesa le ha costado decidirse entre WP7 y Android, el sistema operativo diseñado por Google. Parece que al final se decidió por la que puso la mejor oferta sobre la mesa: Microsoft. La primera "víctima" de este acuerdo es el sistema operativo Symbian, que se aleja definitivamente de la división de smartphones de Nokia. Pero ya ha manifestado que espera vender 150 millones de terminales Symbian en los próximos años.

Nokia manda

Nokia va a ser quien lleve la dirección de las acciones que se vayan llevando a cabo como consecuencia de este acuerdo en materia de mejora de software y será Microsoft quien se ponga bajo el manto de Nokia e intente satisfacerla en todo. Nokia desarrollaría su propio Windows Phone y aunque el día de la presentación se dijo que habría terminales Nokia con el Windows Phone 7 este mismo año. La prudencia y algunas voces autorizadas vaticinan que no será hasta 2012 cuando veremos los primeros frutos de este "matrimonio".

Mapas

Uno de los puntos calientes de la negociación ha estado en el tema de los mapas. Nokia Maps va a quedar absorbido en el servicio de Microsoft, Bing Maps. El servicio de geolocalización y mapas que la finlandesa compró en su día a Navteq, se une con el servicio de búsquedas global basado en Bing, de Microsoft.

Ovi Store

La tienda de aplicaciones y contenidos virtuales de Nokia se va a integrar en Microsoft Marketplace. Lo que no se sabe aún es que va a ocurrir con las aplicaciones Symbian y lo que es más, cómo va a afectar a los desarrolladores que trabajan para esta plataforma. Lo más probable es que Ovi se mantenga durante un tiempo para cubrir las necesidades de Symbian, pero no hay nada confirmado.

MeeGo

Otra incógnita a despejar es lo que le deparará el futuro a MeeGo, la unión de los sistemas operativos Maemo y Moblin, con el que Intel y Nokia pretendían competir con el sistema Android de Google. En principio, sigue desarrollándose al mismo ritmo marcado antes del acuerdo y parece ser que el primer terminal con este sistema operativo verá la luz a finales de este 2011. Lo que sí es cierto es que el fabricante finlandés reserva MeeGo para terminales de gama muy alta y que es posible, que se vea en una tableta electrónica. Y también está claro que no va a desaparecer.

Ventajas para unos y otros

La unión de Nokia y Microsoft en este proyecto es muy ventajosa para ambos. Por ejemplo, en cuanto a mercados se refiere, Nokia lleva algún tiempo posicionándose en mercados emergentes a los que Nokia no hubiera podido acceder sin este acuerdo. Y en Estados Unidos, que se le resistía hasta el momento, de la mano de Microsoft entra por la puerta grande.

De todas formas, los finlandeses no apuestan por un crecimiento en sus números inmediatos, prefieren ir marcando bien los pasos e ir ganando puestos en los próximos dos años. Este acuerdo con Microsoft supone que Nokia sacrifique Symbian en favor de Windows Phone 7, lo que le da alas para propiciar un plan de futuro viable en el que sólo la finlandesa tomará las decisiones. Esto le permitirá seguir desarrollando MeeGo.

Más información en Movilzona.