Junta general de accionistas

Mapfre traspasa a Caja Madrid el problemático Banco de Servicios Financieros

Mapfre apuesta por seguir expandiendo su presencia internacional y en el camino da salida a uno de sus negocios españoles más problemáticos. La aseguradora traspasará su 49% en el deficitario Banco de Servicios Financieros (BSF) a su socio Caja Madrid.

Junta general de accionistas de Mapfre celebrada hoy
Junta general de accionistas de Mapfre celebrada hoy

La primera aseguradora del país informó durante su junta de accionistas celebrada hoy sobre su intención de adquirir el 12,5% que posee Caja Madrid en Mapfre Internacional y, de esta forma, controlar el 100% de su capital. Esta sociedad agrupa las filiales de EE UU, Turquía, Portugal y Filipinas.

Mapfre Internacional cosechó en 2010 un resultado atribuido de 103 millones de euros, un 11,1% menos que el ejercicio anterior. Sus ingresos por primas ascendieron a 1.883,5 millones, un 14,8% más.

A cambio de esta participación, la multinacional tiene previsto realizar un pago en efectivo aún por determinar y traspasar a Caja Madrid su 49% en el Banco de Servicios Financieros (BSF), del que la entidad de crédito ya posee un 51%.

Este holding, que agrupa Bancofar y las problemáticas Finanmadrid y Madrid Leasing, ha sido en los últimos tres años uno de los grandes quebraderos de cabeza de la firma que preside José Manuel Martínez. Desde 2008, BSF ha generado unas pérdidas acumuladas de 106 millones de euros al grupo.

Con esta transacción, Mapfre culmina su objetivo de centrarse en su negocio tradicional, los seguros, y abandona actividades paralelas. En el último medio año ha cerrado la venta a Grupo SAR de su negocio de asistencia a mayores y dependientes (Mapfre Quavitae) y suspendido la actividad promotora de Mapfre Inmuebles, que ahora se dedica en exclusiva a la explotación del patrimonio inmobiliario de la multinacional.

Durante su intervención en la junta, José Manuel Martínez recordó cómo la expansión internacional emprendida en los años ochenta "nos costó años de esfuerzo y a veces la incompresión de los mercados, pero ahora está dando sus frutos". Por eso y con la vista puesta en el "largo plazo", el ejecutivo indicó que Mapfre ampliará sus operaciones en EE UU, e iniciará operaciones de seguro directo en Europa del Este y en los grandes mercados asiáticos (China e India). De hecho, esta última es una aspiración de la aseguradora desde hace al menos un lustro. Entre tanto, la tarea en España y América Latina será reforzar el liderazgo alcanzado. Actualmente cuenta con una cuota de mercado global del 15% en el primer caso y, en el segundo, del 20% pero circunscrito al ramo de no vida.

De cara a 2011, la aseguradora se ha propuesto alcanzar los 22.500 millones de euros de facturación, casi un 10% más que el pasado año. Martínez indicó que este año "será un buen ejercicio para Mapfre, aunque nada fácil", debido a los recientes datos de inflación y desempleo en España y la actual situación geopolítica que dificultan la recuperación económica. Además, se mostró convencido de que la aseguradora continuará logrando "beneficios acordes a su nivel de ingresos".

Durante 2010, Mapfre obtuvo un resultado neto atribuido de 933,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,7 % con respecto a los 926,8 millones ganados un año antes. Mapfre también incrementó su patrimonio neto en un 10 %, hasta los 7.795,8 millones de euros. Además, los ingresos por primas crecieron en 2010 el 8,8 %, hasta los 16.973,1 millones de euros, lo que permitió que los ingresos totales alcanzan los 20.470,8 millones de euros.

Despedida a Alberto Manzano

En la junta de accionistas de la aseguradora también hubo un hueco para la emoción. La voz de José Manuel Martínez, presidente de Mapfre, se entrecortó en dos ocasiones al homenajear a Alberto Manzano, vicepresidente primero del grupo. Manzano abandonó su cargo hoy al jubilarse. Ha dedicado 45 años de su vida a la compañía, su única casa en toda su trayectoria profesional.