En el juzgado de lo mercantil

Los expropietarios de Marsans culpan a la IATA de su caída

Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, expropietarios del grupo Marsans, defendieron el viernes ante la juez la solvencia de la compañía. Los empresarios responsabilizaron a la Asociación Internacional de Aerolíneas (IATA) de haber provocado el concurso de la empresa de viajes.

Viajes Marsans presentó concurso en junio de 2010, prácticamente al mismo tiempo que Díaz Ferrán y Pascual traspasaban la compañía a la sociedad Posibilitumm. La IATA retiró la licencia de venta de billetes a Marsans en abril de ese año. El juzgado de lo mercantil número 12 de Madrid celebró ayer una vista -que se alargó durante más de cinco horas- con motivo de la solicitud de embargo contra los exconsejeros de Marsans, solicitada por un acreedor y a la que se ha adherido la administración concursal.

Durante su intervención el expresidente de la CEOE exoneró de cualquier responsabilidad a los antiguos consejeros de la empresa (Carlos de Borbón, Emilio Novela, José Félix de Rivera, Ignacio Pascual -hijo de Gonzalo Pascual- y Gerardo Díaz Santamaría -hijo de Gerardo Díaz Ferrán-, y la sociedad patrimonial de Díaz Ferrán, Inversiones Grudisan).

Carlos de Borbón no acudió a la vista. Su yerno, Pedro López Quesada, aseguró ante la juez que el primo del Rey "no es consciente de su enfermedad". López Quesada declaró que desde hace cuatro o cinco años los familiares de Carlos de Borbón perciben que este sufre "lagunas de memoria" y dificultades para hablar o moverse. Además dijo que se han remitido cartas a las compañías en las que ostenta cargos para advertir de su estado. Carlos de Borbón es consejero de Petresa, Cepsa, ThyssenKrupp, Diana Capital, Telvent y Reyal Urbis, según el informe de Gobierno Corporativo de Reyal.