AESA habilita al grupo británico

Astac logra en España la primera licencia para formar controladores

Astac, la mayor empresa mundial de formación de controladores, es el primer centro reconocido en España para suministrar personal con licencia de la UE a las 13 torres de control en fase de privatización. El grupo privado británico ha formado ya 70 profesionales españoles y mantiene contactos con las seis empresas que acudirán a los concursos de licitación.

La primera empresa certificada en España para dar formación a los nuevos controladores aéreos, según las exigencias fijadas en 2010 por el Ministerio de Fomento y la Unión Europea, no es Senasa (la entidad pública que ha habilitado a los 2.400 profesionales de control aéreo civil adscritos a AENA), sino Astac.

Después de superar un exigente proceso de homologación de tres meses ante la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), este grupo privado británico se encuentra en disposición de ofrecer en un plazo de semanas hasta 70 nuevos profesionales españoles con la licencia europea de controlador de tránsito aéreo.

Este personal es la pieza clave con la que deberán contar las empresas que aspiren a ganar los concursos que el Gobierno está a punto de convocar para privatizar la gestión de las 13 torres de control de otros tantos aeropuertos de AENA: los de Alicante, Valencia, Ibiza, La Palma, Lanzarote, Fuerteventura, Sevilla, Jerez, Sabadell, Cuatro Vientos (Madrid), Vigo, La Coruña y Melilla.

Fuentes cercanas a Astac han asegurado que el grupo británico ya ha mantenido contactos con las seis firmas nacionales, Saerco, ACS, Clece, Ferroser, Gesnaer e Indra, que han anunciado su interés en el proceso de privatización. La empresa británica les ha ofrecido sus servicios para dar formación a los futuros controladores de su plantilla, y también para proveerles del asesoramiento, los instructores y los equipos de simulación que van a necesitar si resultan adjudicatarios de la gestión en alguna de las 13 torres en las que AENA presta hasta ahora servicios de control aéreo de aproximación.

Primera habilitación

Astac se ha adelantado a Senasa en la consecución ante AESA del certificado de proveedor de formación de control de tránsito aéreo, según las nuevas normativas y condiciones impuestas por la UE y adaptadas por Fomento en directivas y decretos de 2010.

Fuentes cercanas a Fomento dijeron que Senasa no tiene ninguna dificultad para conseguir la nueva habilitación europea, pero que ha decidido acogerse a una cláusula transitoria contemplada en la legislación citada, con el objetivo de finalizar los ciclos de formación de 70 controladores que tenía en marcha con los programas antiguos que ahora se extinguirán.

El otro centro de formación de controladores que existe en España, la Escuela de control aéreo militar de Matacán en Salamanca, está sujeta a un régimen distinto de homologación como proveedor de formación. Aunque a los controladores militares también se les exige ahora la licencia de la UE, la escuela seguirá prestando servicios exclusivamente para los Ejércitos.

Para Astac la obtención del certificado expedido por AESA es la confirmación de su apuesta por expandirse en España tras la actividad emprendida en 2010 junto a la universidad Camilo José Cela. El grupo mantiene negociaciones son inversores nacionales y no descarta un próximo anuncio que pudiera ampliar los planes de formación hacia "otras especialidades del control aéreo de ruta".

Astac mantiene contactos, igualmente, con diversas universidades españolas con el fin de desarrollar proyectos de formación en el ámbito del control aéreo. Las fuentes de la empresa citadas dijeron que no piensan limitar su expansión en España a la formación de controladores. Aspiran también a organizar e impartir un máster de gestión en navegación aérea.

Hay que recordar que uno de los mayores problemas del control aéreo en España es la carencia de controladores después de años en que la formación se ha impartido con cuentagotas.

Líder privado rodeado de empresas públicas

Astac es una escuela privada con sede en el Reino Unido que se dedica desde hace más de 15 años a la formación de controladores aéreos y a los trabajos de consultoría aeroportuaria y aeronáutica. Su actividad está avalada con la certificación de la CAA (Civil Aviation Authority) en Reino Unido. Su experiencia como proveedor particular de estos servicios ha sido una excepción, ya que en la práctica totalidad de los países la formación en control aéreo ha sido una actividad pública muy controlada desde instancias estatales.

En sus tres lustros de vida Astac ha formado profesionales de control, tanto civiles como militares, para más de 20 países. Tiene una capacidad de formar simultáneamente a 200 controladores. Hasta hoy ha expedido más de 2.000 títulos de habilitación. En los últimos meses ha firmado acuerdos para formar a controladores de Hong Kong, Georgia, Túnez, Albania, Kazajistán, Libia, Canadá y España.

Cuenta con escuelas en el Reino Unido, Georgia y Kazajistán. Desde el año pasado 70 aspirantes a controlador españoles reciben cursos de formación de Astac en colaboración con la universidad Camilo José Cela. La británica imparte también enseñanza de inglés aeronáutico a controladores militares españoles en activo.