Promoverá acuerdos en renovables e infraestructuras

Zapatero plantea en Catar y Emiratos la compra de más deuda española

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, inició ayer una gira por Catar y Emiratos Árabes Unidos. Entre sus objetivos se cuentan incrementar la presencia española en el jugoso mercado de infraestructuras catarí y la firma de acuerdos en energías renovables con Abu Dabi. Atraer la inversión de los fondos soberanos en deuda pública figura entre las prioridades de la gira.

La agitación política en el mundo árabe no ha propiciado la cancelación de la gira. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aterrizó ayer en el Estado de Catar y mañana visitará Emiratos Árabes Unidos (EAU), países a los que aún no había viajado en los siete años que lleva en el cargo. A dichos viajes, que figuraban en la agenda del presidente desde hace meses, se añadió Túnez. Zapatero tenía previsto visitar ayer el país pero retrasó el viaje para poder asistir al funeral celebrado en memoria de los cinco militares fallecidos el pasado jueves durante un ejercicio de destrucción de explosivos. En principio la visita a Túnez se retrasa al miércoles pero está por ver si se mantiene tras la dimisión ayer del primer ministro.

Un objetivo común para las visitas a los países del golfo Pérsico es atraer inversión de sus poderosos fondos soberanos a España, fundamentalmente dirigida a la compra de deuda pública. Así lo aseguran fuentes gubernamentales, que subrayan también la importancia de las visitas para fortalecer las relaciones diplomáticas en una región estratégica.

La delegación española, en la que no se incluye ningún ministro, se reunirá hoy con el emir, el jeque y el primer ministro. El país, que tiene en marcha un ambicioso plan de infraestructuras, hospedará el Mundial de Fútbol 2022. Varias constructoras españolas, entre las que se cuentan FCC, ACS, OHL o Ferrovial, tienen contratos de desarrollo y explotación de bienes de equipación y de tratamiento de agua, entre otros.

Logística y AVE

Según fuentes gubernamentales, la delegación española quiere dejar listo un acuerdo en infraestructuras y otro para la logística de grandes eventos. La idea es que se puedan rubricar durante la visita que efectuará el emir catarí a Madrid en abril.

En cuanto a EAU, los objetivos son similares. Se pretende captar inversión del fondo soberano y promover la presencia de compañías españolas en el mercado de infraestructuras, cuyo proyecto estrella es el tren de alta velocidad que unirá los Emiratos. Un macroproyecto valorado en 8.400 millones y que siguen una treintena de constructoras, entre ellas OHL, Acciona y FCC.

La delegación española realizará además una visita a las instalaciones de energías renovables de Abu Dabi, uno de los referentes mundiales en este sentido. Se preparará un acuerdo de cooperación científica para impulsar la energía limpia en España, a firmarse durante la visita del jeque a España en octubre. Asimismo, se acordará el establecimiento de un centro logístico para el repostaje de las aeronaves militares españolas que se dirijan a Afganistán.

La balanza comercial varía en dichos países. Las exportaciones españolas a Catar alcanzaron en 2010 los 133 millones, mientras que las importaciones, centradas fundamentalmente en petróleo, superaron los 1.200 millones. No sucede lo mismo con EAU: las exportaciones españolas alcanzaron los 951 millones, mientras que las importaciones 126.

Dimite el primer ministro de Túnez

Mohamed Ghannouchi, primer ministro del gobierno de Túnez, presentó ayer su dimisión tras varios días de protestas en las que se exigía su salida del recién creado ejecutivo de transición.

Después de la caída de Ben Ali el 14 de enero de 2011, a raíz de de una revuelta popular sin precedentes que provocó al menos 219 muertos, según la ONU, Ghannouchi ocupó la jefatura interina del Estado durante 16 horas hasta que, tal como estipula la Constitución, asumió este cargo el presidente del Parlamento, Fouad Mebaza. Posteriormente se formó en el país un gobierno de transición presidido por él en el que tuvieron cabida los principales líderes de la oposición y también miembros.

Desde que se creó el gobierno de transición, varios fueron los ministros pertenecientes a la oposición que dimitieron, tras volver las protestas a la calle por la permanencia de algunos miembros del régimen anterior.

Por otra parte, la ministra francesa de Asuntos Exteriores, Michèle Alliot Marie, de 64 años, presentó ayer su dimisión tras la polémica originada por su actuación ante la revuelta tunecina y unas controvertidas vacaciones pasadas en ese país cuando ya habían comenzado las protestas.

Alianza en América

Tanto Catar como Emiratos Árabes Unidos (EAU) están incrementando su presencia diplomática en Latinoamérica. España firmará con EAU un acuerdo según el cual las embajadas españolas en el continente podrán contar con un agregado del país del golfo Pérsico.