Finanzas personales

Cómo rebajar las facturas a cambio de la nómina

Las entidades responden al alza de la luz y el gas ofreciendo descuentos en los recibos de entre un 2% y un 10%.

Cómo rebajar las facturas a cambio de la nómina
Cómo rebajar las facturas a cambio de la nómina

La subida tarifaria aplicada en enero ha apretado un poco más el cinturón de los asalariados españoles. El pasado ejercicio, el índice de precios al consumo subió un 3%, mientras que los sueldos descendieron un 0,4%. Con el mayor número de parados registrados de la historia reciente, 4,69 millones de personas, las familias han tenido que afrontar desde enero una subida del 9,8% en la luz y del 3,93% del gas. La gasolina se ha encarecido a precios históricos, y la crisis de Libia amenaza con extenderse a Oriente Próximo, para reajustar aún más al alza la tarifa energética. Con este panorama de fondo, y ante la acuciante necesidad de captar liquidez, las entidades bancarias han rediseñado sus campañas de captación de nóminas con el gancho de cubrir parte de las facturas.

Las entidades ofrecen diversas ofertas destinadas a descargar parte de los recibos de sus clientes mes a mes. Las devoluciones van desde el 2% al 10% del total de sus gastos domiciliados. Conviene, ante todo, revisar el límite de descuento que aparece en la letra pequeña, y hacer cuentas. No siempre el porcentaje más alto termina por resultar el más ventajoso.

Así, en las primeras semanas del año, CajaCanarias y Caja Navarra enarbolaron un 10% de descuento en los recibos como bandera de su plan de atracción de nóminas. Las condiciones, no obstante, limitan, en ambos casos, dicha devolución a 240 euros al año. O lo que es lo mismo, la entidad nunca cubriría más de 20 euros al mes.

La propuesta de Banco Pastor, que porcentualmente paga la mitad, un 5% del coste de los recibos, establece, por su parte, un límite algo superior: hasta 250 euros al año. Su Cuenta Triplete, incluye, además, un regalo, a elegir entre una cámara de fotos, un disco duro y una televisión.

El Banco Popular, a su vez, devuelve el 6% del coste de las facturas al domiciliar la nómina durante el primer año. A partir del segundo, ese porcentaje se rebaja al 2%. Sin embargo, el tope mensual está siempre fijado en los 42 euros, por lo que el ahorro puede llegar a ser del doble que en algunas de las cuentas anteriores.

También puede ocurrir lo contrario. Si la oferta incluye un volumen monetario alto pero un bajo porcentaje a pagar sobre el total de su factura, y esta no suele ser elevada, es probable que el cliente no pueda beneficiarse de la franja más alta que cubriría la entidad. En el caso de ING no existe ningún tope mensual ni anual al reembolso de las facturas, pero este nunca superará el 2% del total de su coste.

Dependiendo del desglose de la factura de cada uno, lo más interesante puede ser un punto de equilibrio. Contratar una oferta que, aunque no tenga una tasa de devolución excesivamente elevada, destope la cuantía máxima que se puede ahorrar. Esto es lo que ocurre con la Cuenta Azul de iBanesto, que cubre un 3% del coste de las facturas, pero no establece ningún límite cuantitativo. Por otra parte, la cuenta Nada Corriente de Barclays cubre igualmente un 3% de los recibos, tampoco establece un tope mensual y no exige, siquiera, la domiciliación de la nómina.

Otra de las claves es revisar qué servicios cubre la oferta. Mientras que la mayoría de los reembolsos se centran en la luz y el gas, protagonistas del aumento tarifario de este año, otras incluyen también las llamadas telefónicas -a distinguir entre fijo y móvil- o internet. Unas pocas llegan a cubrir también las cuotas de la comunidad de vecinos o el gasto en agua corriente.

Compensar la subida

La firma pionera en este tipo de propuestas fue ING, que en septiembre de 2005 ya estableció un 2% de devolución en las facturas a quienes llevaran allí su nómina. Buscaban fidelizar a sus clientes. Con el tiempo, otras muchas oficinas han aplicado este reclamo, si bien, su proliferación ha repuntado en los últimos meses. Después de todo, un cambio bien gestionado de la entidad en la que está domiciliada la nómina puede ayudar a paliar la subida tarifaria aprobada por el Gobierno. Se trata del mayor incremento registrado desde 1983. En concreto, los 20 millones de abonados a la luz deben pagar un recibo un 9,8% más caro, lo que supone una subida media de unos 38,4 euros al año. De lado del gas, el incremento del 3,93% en el coste de las facturas supone un aumento de entre 7 y 20 euros por cada ejercicio para los 6,5 millones de usuarios que hay en el país.

Relojes, iPad y cheques regalo

Dejando al margen las ofertas que incluyen una reducción en el coste de las facturas domiciliadas, las campañas de las entidades para captar nóminas no han variado mucho en los últimos meses.

La mayoría de firmas basan su captación en la eliminación de las comisiones por gestión o transferencias, así como en facilidades para obtener un anticipo de la nómina o para suscribir hipotecas o seguros de la entidad. Este es el caso de Santander, de Bancaja o de Caja Madrid.

Otras oficinas siguen apostando por el regalo en especie como propuesta estrella para atraer a nuevos clientes. La gran novedad aquí es que lo que hasta hace unos meses era una televisión o un ordenador portátil ha sido sustituido por el iPad. La tableta del Apple es la compensación que ofrece BBVA para aquellos que domicilien en la entidad nóminas superiores a 2.500 euros mensuales. Banesto, a su vez, da a elegir entre el iPad, la pantalla plana, el portátil o un cheque regalo de entre 500 y 1.000 euros en función de la nómina. Este tipo de regalos monetarios también han sido adoptados por otras oficinas, como Unicaja, que ofrece hasta 500 euros, o Uno-e, que abona hasta un 20% de la nómina, con un límite máximo de 400 euros. En La Caixa, el reclamo consiste en un reloj de pulsera de la marca Kronos. Eso sí, las ofertas con regalo suelen obligar a vincularse a la entidad durante meses o años.

La cifra

9,8% es la subida aplicada a la factura de la luz desde comienzos de año. El gas, a su vez, se ha encarecido un 3,93%.