El 33,1% de la renta bruta disponible

El fin de la deducción por vivienda supone un 6,3% más de esfuerzo financiero

Los contribuyentes que ganen más de 24.107,20 euros brutos al año y quieran comprar una vivienda tendrán que hacer un sobreesfuerzo financiero de más de seis puntos porcentuales frente a los que compraron antes de finalizar 2010, último año en el que los compradores tenían derecho a la deducción fiscal independientemente de sus ingresos.

Para los contribuyentes con rentas superiores a 24.107,20 euros brutos anuales, la diferencia entre haber comprado una vivienda antes o después del 1 de enero de 2011 es nada menos que de 6,3 puntos porcentuales de sobreesfuerzo financiero. Según los últimos datos del Banco de España, el esfuerzo económico para las familias sin contar las deducciones alcanzó el 33,1% al cierre de 2010, frente a una tasa teórica del 26,8% si se tienen en cuenta las deducciones fiscales.

El año 2010 fue el último para poder beneficiarse de la desgravación fiscal por compra de vivienda para todos, ya que a partir del 1 de enero de 2011 se ha limitado a las rentas inferiores a 24.107,20 euros. Por ello, las familias que compraron un inmueble en 2010, y que podrán seguir deduciendo, necesitarán los ingresos brutos de 6,6 años para pagar su piso, frente al máximo de 7,6 años que se necesitaban entre 2006 y 2007.

Los datos históricos del organismo supervisor revelan que el porcentaje de la renta bruta anual que las familias dedican a comprar su vivienda ha subido desde el mínimo del 20,1% alcanzado en septiembre de 1999 hasta el máximo del 42% al que ascendió en el tercer trimestre de 2008.