Aumentará su participación

ACS va a por el 30% de Iberdrola para rebajar el precio medio de compra

Florentino Pérez avisa: ACS seguirá escalando desde el actual 20,2% en Iberdrola, con el límite del 30% que obligaría a una opa. Así bajará el marcador del precio medio de compra, hoy en 7,31 euros por título.

Con las propias acciones garantizando créditos por 4.689 millones, a ACS le interesa que la cotización de Iberdrola, en la que es primer partícipe con el 20,2%, esté siempre por encima del precio de adquisición. De este modo, el grupo elude ajustes negativos por el cambio de valor de su paquete y se despreocupa de la aportación de garantías adicionales. Pero conseguirlo no es fácil.

Florentino Pérez, presidente de ACS, anunció el viernes ante los analistas que su empresa continuará comprando papel de la eléctrica, "si se dan las condiciones adecuadas de mercado", y con el tope del 30% que obligaría a lanzar una opa. El 9,8% que separa a ACS de ese umbral está valorado en 3.379 millones, en función de los 6,28 euros por acción del cierre del viernes.

El 20,2% de la constructora en la eléctrica se ha conquistado a través de múltiples compras por 8.099 millones a un precio medio de 7,31 euros por título. Por esta razón, Pérez pone como condición a nuevas operaciones en Bolsa que la cotización esté sensiblemente por debajo de esa cantidad.

IBERDROLA 9,69 0,73%
ACS 22,95 -3,25%

La apuesta por Iberdrola ha cristalizado a lo largo de 2010 en un esfuerzo de 2.753 millones, el 54% de la inversión total de ACS, para sumar un 8,71% del capital. La cantidad media pagada es de 5,76 euros por título.

"Ahora, más que nunca, queremos ser el socio de referencia de Iberdrola", dijo Pérez ante los analistas. De momento, ACS no realiza la puesta en equivalencia de los resultados de su participada y se limita a cobrar el dividendo (248,7 millones en 2010). El primer ejecutivo de ACS evitó hacer comentarios sobre próximos intentos de entrar en un consejo que Iberdrola le mantiene cerrado.

Más beneficio

Tras concluir 2010 con un beneficio neto ordinario que crece un 10,3%, hasta 923 millones, ACS pretende repetir ese incremento en 2011. Eso implica ganar 92 millones más y, con ello, superar la barrera de los 1.000 millones.

En cuanto a los extraordinarios, el grupo espera a finales de abril ofertas vinculantes por los seis lotes en que ha dividido sus activos de energías renovables. La empresa los valora en unos 5.000 millones. Con esta operación y el creciente beneficio ordinario, "no será difícil mantener, como mínimo, el dividendo", avanzó Florentino Pérez.

La cifra

35.000 millones es la facturación que ACS quiere presentar en 2011 con la integración global de Hochtief.