Comunidad Valenciana. Innovación

La cerámica más atemporal

La apuesta por la sostenibilidad de la industria azulejera y por el diseño da sus frutos.

Versatilidad estética, un producto para toda la vida, varias posibilidades de reciclado... La cerámica tiene un sinfín de propiedades y las principales empresas de la industria azulejera española entrevieron desde hace años que debían aprovecharlas todas si querían darle una vuelta de tuerca a su capacidad de competir con los productores de países con menores costes de producción.

Una de las apuestas más firmes por parte de estas empresas, aglutinadas bajo el paraguas de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer), ha sido la asimilación del deseo de los ciudadanos de llevar una vida más respetuosa con el medio ambiente. "La sostenibilidad en la construcción no ha surgido de un año para otro, sino que se trata de una apuesta a largo plazo en esta industria. Son temas técnicos muy complejos que estudiamos desde hace mucho y lo hemos tenido en cuenta desde hace años en su estrategia de producto. Por eso, comienza a dar sus frutos ahora", indican fuentes de la patronal del azulejo.

Las empresas españolas del sector han mantenido niveles de actividad razonables en tiempos de crisis. Las ventas han caído un 2% en 2010 respecto al año anterior, hasta los 2.523 millones de euros. Mientras, las exportaciones crecieron un 4% en el mismo periodo, hasta los 1.723 millones de euros.

La apuesta por la sostenibilidad se ha formalizado en dos campos de acción. Por un lado, estas firmas han desarrollado tareas de investigación con vistas a lanzar al mercado productos que pueden ser utilizados en edificios sostenibles.

Según indican fuentes de la organización, entre las principales innovaciones, que ya se encuentran en el mercado y que se están implantando poco a poco en las actividades de construcción, destaca el uso de la cerámica en fachadas ventiladas. "Utilizada en una fachada con un soporte alejado de la otra capa, la cerámica permite generar una capa de aire dentro que ayuda a un comportamiento térmico del edificio", explican fuentes de la organización. Otros productos que comienzan a dar sus frutos son las cerámicas radiantes, que se usan en suelos con calefacción y que transmiten el calor de forma más eficiente, y las especiales para celosías, que tienen la función contraria: protegen de los rayos solares.

Además, las empresas han analizado el proceso de producción con el objetivo de hacerlo más sostenible a través de la eliminación de residuos en el proceso y de la integración de materiales procedentes de otras construcciones.

Concentración en Castellón

La mayor parte de las empresas azulejeras españolas están ubicadas en la Comunidad Valenciana, en especial, en Castellón. En concreto, la región, con gigantes como Tau Cerámica, concentra el 95% de las exportaciones del sector.

Las cifras

1.723 millones de euros fue el importe de las exportaciones españolas de azulejos en 2010 respecto al año anterior.

1,3% es el porcentaje que representan las exportaciones del sector cerámico respecto del conjunto de sectores económicos

10 millones de toneladas de residuos de la industria azulejera se han reutilizado en otros procesos desde 2002 hasta hoy.

40% del consumo total de energía en Europa procede del consumo de los edificios.