Declaraciones del director para Europa del FMI

Europa necesita "más integración" para salir de la crisis

Los problemas económicos que afronta Europa se deben "en gran parte a una insuficiente integración" por lo que se debe "avanzar" en este proceso, dijo hoy Antonio Borges, nuevo director para Europa del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Tenemos una unión monetaria pero no una verdadera libertad de flujos de capitales ni una autoridad fiscal centralizada", afirmó el portugués Borges, quien asumió la dirección del Departamento de Europa del organismo internacional en diciembre pasado.

Con una verdadera integración económica, "como la de los Estados Unidos, los problemas se podrían resolver más rápidamente", agregó Borges en una entrevista concedida a una revista del Fondo.

Destacó también que Europa está mostrando signos de "recuperación robusta" de la economía, especialmente en Alemania, los países Nórdicos, Austria o los Países Bajos. Sin embargo, alertó sobre los problemas de las economías que han experimentado un crecimiento económico "ilusorio".

El director para Europa del FMI explicó que esta prosperidad estaba "desequilibrada y basada en el gasto excesivo, por lo que generó una pérdida de competitividad". "Desafortunadamente, no hay manera de volver a la senda de un fuerte crecimiento a largo plazo sin darle la vuelta a ese problema", manifestó. Algo que, indicó, "no es fácil, pero no imposible".

Borges destacó la capacidad de Grecia e Irlanda, como "economías relativamente pequeñas, de beneficiarse de la recuperación económica global si logran reubicar sus recursos rápidamente". También resaltó la importancia del euro por considerar que "su credibilidad y fortaleza ayuda a controlar posibles presiones inflacionarias en el futuro".

Además, la moneda europea puede "servirnos para alcanzar una verdadera reforma en el sistema monetario internacional ofreciendo a los inversores de otros países la oportunidad de situar sus recursos en otras divisas", declaró.