A pesar de la crisis económica internacional

España, grande en la industria militar

Airbus Military, Navantia e Indra, en el 'top 100' de las empresas de defensa.

España, grande en la industria militar
España, grande en la industria militar

La industria militar y de defensa española goza de buena salud. Y esto es así a pesar de la crisis económica internacional y las restricciones generalizadas en los presupuestos de defensa de las principales potencias mundiales.

Una prueba de la capacidad de las empresas españolas del sector de defensa y seguridad es la presencia de tres de ellas en el top 100 de las grandes compañías mundiales de esta industria, según el último informe elaborado por el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (Sipri). Este organización se dedica a la investigación de la industria armamentística desde 1966 y cuenta con una de las bases de datos más amplias sobre este asunto.

Los grandes de la industria española en este campo son Airbus Military (la antigua EADS-Casa), Navantia e Indra. En total, las tres empresas facturaron 4.258 millones de euros en 2009 (últimas cifras disponibles) con la venta de material de uso militar tanto a clientes españoles como extranjeros, según Sipri. Esto supone el 1,5% de la facturación mundial de las cien mayores empresas del sector.

En 2009, los grandes de la industria de defensa lograron aumentar un 4,1% sus ventas, alcanzando los 401.000 millones de dólares (293.280 millones de euros). El líder mundial fue la estadounidense Lockheed Martin, que consiguió arrebatar el primer puesto al grupo británico BAE Systems, tras cerrar el ejercicio con unos ingresos procedentes de la venta de productos militares de 33.430 millones de dólares (24.445 millones de euros). BAE logró unos ingresos algo inferiores, de 33.250 millones de dólares (24.310 millones de euros).

Puestos destacados

En el caso de las empresas españolas, Airbus Military, que preside Domingo Ureña, se sitúa en el puesto número 23 del ranking, con unos ingresos por venta de material militar de unos 2.120 millones de euros, el 92% de su facturación total.

En el puesto 43 se sitúa Navantia, con unas ventas cercanas a los 1.447 millones de euros, bastante por delante de otro de los grandes astilleros europeos, el italiano Fincantieri, ya en el puesto 71.

Por su parte, Indra se sitúa en el número 63 de la clasificación mundial, tras conseguir unos 687 millones de euros con sus ventas en defensa. Una división que, desde el año pasado, pilota Carlos Suárez, el anterior responsable de la actual Airbus Military.

Los datos recopilados por Sipri demuestran el gran peso que tienen los 10 primeros grupos mundiales de la industria armamentística, entre los que figuran (además de Lockheed y BAE) Boeing, General Dynamics o EADS: solo este selecto grupo concentra casi el 57% de las ventas militares mundiales, con 166.785 millones euros.

Desde mercenarios hasta empresas informáticas

La clasificación de empresas dedicadas a la venta de material militar elaborada por Sipri ofrece algunas sorpresas. El top 100 (que no recoge empresas chinas por falta de datos fiables) no tiene ninguna compañía con sede en América Latina o África. El 45%, sin embargo, se concentra en EE UU y otro 33% en nueve países de Europa Occidental: España, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Finlandia, Noruega, Suecia e, incluso, Suiza.

Entre los grandes de la industria se cuela una empresa centrada, sobre todo, en el ámbito de la informática y las tecnologías, como HP, que facturó 1.155 millones de euros con ventas de este tipo, y se encuentra en el puesto 51 de la clasificación. En el 35, con 1.680 millones facturados, uno de los grupos que presta servicios de mercenarios: Dyncorp.