Encuentro empresarial

España e Israel instan a sus empresas a cooperar en la gestión del agua y llevarla a otros países

El presidente de Israel, Simon Peres, ha asegurado que ha sugerido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la creación de empresas de España e Israel que traten la gestión del agua y la lleven a otros países, como Jordania o los territorios palestinos.

Así lo ha puesto de manifiesto Peres durante su intervención en el encuentro empresarial España-Israel celebrado en CEOE, donde ha explicado que el 75% del agua en Israel es reciclada, mientras que en Jordania el porcentaje sólo llega al 7%.

"Sabemos como ahorrar agua y producir agua", ha señalado el presidente de Israel, tras asegurar que se pueden compartir esos conocimientos con otros países porque las grandes empresas cuentan con ejecutivos muy bien formados que quieren servir a sus pueblos.

En este sentido, ha asegurado que Oriente Próximo está sufriendo sequía y que España tiene las personas "más adecuadas", las universidades y la investigación. "Si el Gobierno no se lo impide seguro que pueden llegar muy lejos", ha señalado, tras recordar al Gobierno español que regular en exceso es "muy costoso".

De la misma forma, Peres sugerido la creación de empresas "conjuntas" porque los próximos diez años serán "sensacionales" y el poder de los ordenadores no permitirá reconocer el mundo. Estas empresas serían similares a las que tiene Israel con EE UU, un país que, según Peres, "tenía más dinero que ideas", lo que le llevó a gastar dinero en hipotecas y casas en lugar de invertir en nuevos proyectos.

De la misma forma, ha resaltado la importancia de que se apueste por el "cerebro", lo que permitirá descubrimientos "sensacionales" y lo cambiará todo a raíz de la investigación y el desarrollo del diálogo entre el ordenador y el cerebro.

Sebastián resalta las relaciones

Por su parte, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha resaltado el trabajo que han llevado a cabo España e Israel a lo largo de los años y los progresos de los últimos 30 años.

En concreto, ha dicho que España es un país "plenamente desarrollado" que está sufriendo una crisis, aunque tiene un futuro "prometedor", por lo que espera una "pronta recuperación" que lleve a una "senda estable de crecimiento sostenible". "El Gobierno hace lo que puede y debe", ha señalado a Peres.

A su parecer, las relaciones entre los dos países gozan de "muy buena salud" y cooperan en muchos sectores porque España ha encontrado en Israel un país poco afectado por la crisis mundial y donde los españoles siempre han sido bienvenidos.

El agua, un activo estratégico

Sobre la gestión del agua, Sebastián ha dicho que ambos países son "líderes" en el sector y pueden encontrar oportunidades de negocio en resto del mundo porque el agua es un activo estratégico que en la próxima década generará un mercado de 480.000 millones de dólares.

Aún así, el ministro también ha señalado la bondades de la colaboración de los dos países en otros sectores como las tecnologías de la información, el turismo o las energías renovables. "Ha llegado el momento que las empresas y los países asuman el papel que les corresponde y acometan proyectos conjuntos a escala global", ha indicado.

Al acto también han acudido el líder de la CEOE, Juan Rosell, y el presidente de la 'Small and Medium Enterprises' de la 'Manufacturers Association of Israel (MAI), Zvika Oren, que se han mostrado convencidos de que se abrirá una nueva etapa en las relaciones económicas y empresariales de ambos países tras los encuentros producidos estos días.