Resultados

Wal-Mart eleva un 14% su beneficio anual, pero sus ventas en EE UU se estancan

Wal-Mart ganó en su último año fiscal, cerrado en enero, 16.389 millones de dólares, el 14,1% más que el ejercicio anterior, pese a que su facturación solo aumentó el 3,4% en parte debido al estancamiento de las ventas en Estados Unidos.

La mayor cadena de tiendas del mundo también difundió hoy sus resultados empresariales correspondientes a su último trimestre fiscal (noviembre-enero), cuando ganó 6.056 millones de dólares, un 27,3% más que un año antes, y facturó 116.360 millones, un 2,4% más.

Estas cuentas, que incluyen una facturación anual de 421.849 millones de dólares, un 3,4% más, decepcionaron en parte a los analistas, ya que mostraron un estancamiento de las ventas en Estados Unidos, un dato del que estaban muy pendientes para evaluar el ritmo de recuperación del gasto de los consumidores de este país tras la crisis.

Mientras que en el cuarto trimestre fiscal las ventas en este país cayeron un 0,5% anual para quedar en 71.105 millones de dólares, en el resto del mundo avanzaron el 8,9% hasta llegar a 31.382 millones.

WAL-MART STORES, INC. 96,78 -0,93%

Algo parecido ocurrió en el conjunto del ejercicio fiscal: las ventas en EE UU avanzaron un 0,1%, hasta 260.261 millones de dólares, mientras que en el resto del mundo crecieron un 12,1% y alcanzaron los 109.232 millones.

Teniendo en cuenta las ventas realizadas en las tiendas que llevan abiertas más de un año (lo que permite comparar mejor la evolución del consumo) se observa incluso un mayor deterioro de las ventas en Estados Unidos que en el año anterior, ya que si en el ejercicio precedente descendieron en conjunto un 0,2%, en esta ocasión la caída fue del 1,6%.

La empresa con sede en Bentoville (Arkansas), que es uno de los treinta integrantes del índice Dow Jones de Industriales, ganó 4,47 dólar por acción en todo el año y 1,70 en el cuarto trimestre, lo que superó las previsiones de los analistas.

"Estamos satisfechos con los sólidos resultados logrados tanto en el cuarto trimestre como en todo el año, aunque al mismo tiempo nos decepcionan las ventas en EE UU de los tres últimos meses", reconoció el presidente y consejero delegado de la compañía, Mike Duke, quien anunció que se ha puesto en marcha un plan para mejorar ese punto débil.

Además, la compañía ha intensificado en los últimos meses sus esfuerzos por instalarse en Nueva York, donde no se le permite abrir tiendas por miedo a que su presencia y sus condiciones laborales dañen los negocios y la economía locales, entre otros motivos.

"El negocio internacional una vez más ha sido nuestro motor de crecimiento y esperamos un avance aún más acelerado en los mercados emergentes", añadió en un comunicado Duke al anunciar estos resultados, que fueron recibidos con un descenso superior al 3% en Wall Street.