La AIE dispone 1.600 millones de barriles de petróleo en caso de corte de suministro.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha lanzado un mensaje de calma ante la incertidumbre del mercado por la crisis en Libia. Cuenta con 1.600 millones de barriles en sus reservas estratégicas de petróleo para usarlas en caso de cortes de suministros.

"Estamos vigilando de cerca la situación, porque el mercado está más ajustado. Una interrupción pequeña puede crear un pico en el precio", ha afirmado también el director ejecutivo de la AIE, Nobou Tanaka en Riad (Arabia Saudi), durante una reunión extraordinaria del Foro Internacional de Energía (FIE).

El jefe de la agencia, que defiende los intereses energéticos de las naciones más industrializadas, integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), reconoció que la situación en Libia causa preocupación, pero no justifica el pánico.

El repunte del precio del crudo en los últimos días le ha llevado a máximos en más de dos años y medio. El barril de Brent ha alcanzado hoy los 108,57 dólares. Tanaka ha reconocido que los precios han subido porque en los mercados existe el temor a posibles cortes de producción petrolera. Ante esta preocupación el jefe de la AIE ha expuesto tanto sus 1.600 millones de barriles de petróleo en reservas estratégicas como la capacidad excedentaria en la OPEP, que, según Tanaka, "es muy alta".