Arranca el Consejo Empresarial por la Competitividad presidido por Alierta

Las grandes empresas se ponen en marcha para defender a España

Este lunes se presenta en sociedad la alianza creada entre una veintena de grandes empresas para contribuir a restablecer la confianza de la comunidad internacional de los negocios en la economía española. Los dos grandes bancos, Telefónica, El Corte Inglés, Iberdrola, Inditex o las grandes constructoras participan en el Consejo Empresarial para la Competitividad que presidirá el presidente de Telefónica, César Alierta.

Empresarios y sindicatos en una reunión con Zapatero.
Empresarios y sindicatos en una reunión con Zapatero.

El trabajo fundamental de este selecto y poderoso think tank es recuperar la imagen de España en el exterior, muy castigada en los mercados financieros por las dudas existentes en su modelo de crecimiento y en la solvencia de una parte de su sistema financiero.

No hay mejora alguna en la percepción que en el exterior se tiene de España como destino de la inversión, a pesar de que durante casi un año se ha cambiado el rumbo de la política económica y se han iniciado reformas de manera acelerada". Esta es la conclusión preocupada que destila un alto directivo de una multinacional española, y que ha motivado la búsqueda de soluciones privadas que contribuyan a mejorar la imagen que los mercados financieros y la comunidad internacional de los negocios tiene de España. Una imagen de un elevado grado de riesgo que contrasta con la posición de primer nivel que tienen la gran mayoría de los proyectos empresariales de las sociedades que componen el Ibex 35 en el mundo, así como otras compañías no necesariamente cotizadas.

Para combatir este escepticismo generalizado que despierta la economía española, cerca de una veintena de grandes empresas, además del Instituto de Empresa Familiar, presentan hoy en sociedad el Consejo Empresarial para la Competitividad, una asociación exclusivamente empresarial que pone sus experiencias al servicio del Gobierno y de cuantas instituciones públicas y privadas lo precisen para mejorar la presencia de la economía española en el exterior, y "en ningún caso tratará de suplantar la labor institucional de asociación alguna".

Entre las empresas que formarán parte del citado consejo están los dos grandes bancos nacionales privados (Santander y BBVA), Telefónica, Inditex, El Corte Inglés, Iberdrola, las constructoras ACS, Ferrovial o Acciona, además de Repsol, Inditex, Planeta o Criteria, o el propio Instituto de Empresa Familiar.

Este órgano que nace como un generador de documentación y promotor activo del diálogo tanto con el Gobierno español como los Gobiernos extranjeros, así como con cuantas instituciones públicas tengan que tomar decisiones que afecten a la imagen y economía españolas (sindicatos, patronales, organismos internacionales), tendrá una presidencia rotatoria, que recaerá siempre en el primer ejecutivo de alguna de las empresas que componen el citado consejo empresarial.

Un selecto y poderoso think tank

Fuentes empresariales consultadas por este periódico y conocedoras de la iniciativa aseguran que "la situación de España no se corresponde en absoluto con la imagen que de su economía tiene ahora la comunidad internacional de los negocios", pero que pasa una pesada factura a los proyectos empresariales de las corporaciones españolas, "especialmente cada vez que tienen que renovar sus líneas de financiación, en las que tienen que cargar con la prima de riesgo de España, pese a tener en muchos casos mejor rating que el propio reino de España".

Las empresas que componen el Consejo Empresarial para la Competitividad aseguran que "hay que colaborar con quien haga falta para sacudirse cuanto antes el factor de riesgo que acompaña ahora a la economía española". Descartan, en todo caso, que el citado Consejo sea un lobby, ya que "ninguna de las empresas que lo formarán tienen ningún interés particular en recuperar determinada posición, sino que solo le embarga el interés colectivo de mejorar la imagen de España, puesto que con ella mejorará la proyección de las empresas españolas en el exterior".

Las compañías esperan poner a disposición del debate nacional e internacional sus análisis compartidos de la situación, así como la proyección de sus experiencias internacionales, ya que todas ellas tienen negocios fuera del país, y en todos los casos con innegable éxito. En definitiva se trata solamente de un selecto think tank en el que confluyen la capacidad de análisis y las experiencias gerenciales de una veintena de empresas, todas ellas con proyectos de inversión de éxito en el exterior.